Leyendas de Liverpool vencen a las del Real Madrid

Steven Gerrard regresó a Anfield y encabezó el triunfo de su equipo por 4-3 ante los de Chamartín

Steven Gerrard en el juego de leyendas
Steven Gerrard en el juego de leyendas (Reuters)

Merseyside

El equipo de exjugadores del Liverpool, guiado por Steven Gerrard, superó por 4-3 al del Real Madrid en partido benéfico disputado en un abarrotado Anfield.

Gerrard anunció su retirada en noviembre tras 19 años de carrera. En la vuelta a 'su' estadio fue el factor desequilibrante del partido que dirimieron figuras de ambos clubes y del fútbol mundial y que se presentaba como la vuelta del 'Corazón Classic Match', que se disputó en junio de 2015 en el Santiago Bernabéu, y en el que el equipo madrileño se impuso por 4-2.

Anfield se vistió de gala para una cita con tanto sabor y tantos buenos recuerdos. Se puso el cartel de no hay billetes. El público cantó el 'You'll never walk alone', como mandan los cánones, y hubo un minuto de aplausos en honor a Ronnie Moran, exjugador y extécnico del Liverpool fallecido el miércoles.

El Liverpool, dirigido por Ian Rush, formó de salida con Dudek, Kvarme, Carragher, Agger, Riise, Hamann, Gerrard, McManaman, Luis García, Fowler y Owen; en tanto que por el Real Madrid partieron Contreras, Míchel Salgado, Fernando Sanz, Pavón, Roberto Carlos, Figo, Karembeu, De la Red, Seedorf, Savio y Morientes.

A lo largo del partido también actuaron Westerveld, Aldridge, McAteer, Henchoz, Diao, McAllister, Thompson, Babb, Kennedy y Rush, por el cuadro inglés, y Amavisca, Congo, Julio Llorente, Velasco, Carlos Sánchez y Butragueño, por el español, en el que intervinieron también en el segundo periodo algunos minutos Steve McManaman y Jerzy Dudek.

El meta polaco fue en la primera mitad uno de los grandes protagonistas al lucirse con varias intervenciones de gran mérito a tiros de Luis Figo, Clarence Seedorf y Míchel Salgado y evitar el tanto del Real Madrid.

Sus paradas dieron aire a los 'reds', que tomaron ventaja a los 24 gracias a una magnífica acción de un Gerrard en plenitud, mucho más en forma que la mayoría del resto de leyendas, que acabó con un centro para que Michael Owen, otro exmadridista, marcara a placer de cabeza.

Como es habitual en este tipo de partidos, hubo detalles de gran calidad y acciones en las que el físico ya no respondió a las intenciones de las figuras 'reds' y blancas, pero en esta oportunidad la estrella que más brilló fue la de Gerrard, aún prácticamente en activo.

El excapitán del Liverpool liquidó el triunfo de su equipo prácticamente él solo. En pleno festival de cambios, sirvió el 2-0 a John Aldridge (m.50), provocó un penalti para que Robbie Fowler firmara el 3-0 (m.66) y consiguió, tras una genial acción de habilidad dentro del área, el 4-0 (m.78).

El conjunto inglés era netamente superior y desarbolaba completamente al Real Madrid, al que pudo marcar más dianas. Incluso Fowler y Gerrard mandaron además sendos balones a la madera.

Pero los veteranos blancos sacaron su orgullo a relucir y se negaron a volver de vacío. En dos minutos (m.81 y 82) el colombiano Edwin Congo y Fernando Morientes acortaron distancias, y tras una ocasión de Emilio Butragueño, actual director de Relaciones Institucionales del Madrid, Rubén de la Red firmó el definitivo 4-3 al rematar espléndidamente de cabeza un centro de Jesús Velasco.

Gerrard, que trabaja como entrenador en las categorías inferiores del club, tuvo un regreso soñado a Anfield, que disfrutó con la pléyade de figuras y con un triunfo que a punto estuvo de escapársele al conjunto inglés por la reacción del Real Madrid.

Volvió a sonar el 'You'll never walk alone', Gerrard se enfundó la camiseta blanca con el 10 que lució Seedorf y jugadores y público se entregaron en otra bella tarde de fútbol protagonizada por ilustres que han hecho historia.