El Messi que cambió el balón por una pistola

Un niño iraquí de tres años permaneció secuestrado por el Estado Islámico, quienes no solo obligaron a sus padres a cambiarle el nombre; también le robaron su inocencia

Lionel Messi jugando con una pistola
Lionel Messi jugando con una pistola (K24english)

Ciudad de México

Las historias alrededor del astro argentino Lionel Messi suelen estar relacionadas con algún emotivo encuentro o un desenlace feliz; pero hasta ahora, ese no ha sido el caso del niño iraquí de tres años nombrado Lionel Messi por la ferviente afición de su padre al FC Barcelona.

Según informes de la agencia Iraqui News, Messi y su familia fueron secuestrados por el Estados Islámico (ISIS) durante dos años, a quienes no les pareció que el pequeño llevara por nombre el mismo con el que fue bautizado el astro argentino, los consideraban "infiel" y obligaron a sus padres a cambiarlo por el de 'Hasan'.

La agrupación extremista no solo influyó en el cambio del nombre de Messi, sino en sus hábitos y la inocencia que un niño de esa edad pueda tener; tras su liberación, el pequeño ha cambiado los balones de futbol, con los que habitualmente se le veía jugar, por una pistola de plástico, como síntoma de las cicatrices emocionales que dejó el cautiverio, además de convertirlo en una persona poco sociable y muy callada.