La historia de Messi con el Barcelona

El astro argentino alargó su relación hasta el año 2021 con el club culé, misma que lleva casi dos décadas de haberse gestado


Messi en con la quinta Copa de Europa para el Barcelona, la cual ganó en 2015
Messi en con la quinta Copa de Europa para el Barcelona, la cual ganó en 2015 (AFP)

Ciudad de México

Fue en el año 2000, cuando a la edad de 13 años, Lionel Andrés Messi, fue descubierto por el Barcelona, dejando al Newell’s Old Boys para aventurarse en Europa, en donde el club azulgrana lo apadrinaría y, a su vez, cubriría todos los gastos para tratar su enfermedad hormonal, misma que se le diagnosticó unos años antes, cuando formaba parte de las inferiores de River Plate.

A partir de ahí, el ‘matrimonio’ entre el conjunto culé y el argentino comenzó, para se formaría en la Masia, pasando por categorías distintas hasta su debut, el cual se dio en diciembre del 2003, el cual fue en un partido amistoso ante el Porto, estando bajo la tutela del técnico holandés, y ex figura del Barcelona, Frank Rijkaard.

Sin embargo, la ‘Pulga’ tendría que esperar poco más de 10 meses para tener su debut oficial, el cual llegó el 16 de octubre del 2004 contra el Español de Barcelona; durante esa temporada, las constantes lesiones de jugadores importantes del equipo, le dieron oportunidad al argentino de mostrarse con más regularidad.

En la campaña siguiente, la 2005-2006, fue la de su consolidación con el equipo mayor del Barcelona, misma en donde los culés conquistaron la Ligas, sobre el Real Madrid, sacándole una distancia de 12, y se hicieron de su segundo título de Europa luego de 14 años, al derrotar en París al Arsenal.

ERA GUARDIOLA

Luego de las decepcionantes temporadas que el Barcelona tuvo en las campañas 2006-2007 y 2007-2008, con la salida de varias figuras y del técnico Rijkaard, los blaugranas anunciaron el inicio de un nuevo proyecto, el cual sería apuntalado por Pep Guardiola como su nuevo estratega.

En la dicho año futbolístico, el cuadro de la ciudad condal lo ganó todo; el ‘sexplete’: Ganó con comodidad la Liga; se llevó la Copa del Rey; ganó su tercer título de Europa ante el Machester United, en Roma; se hizo de la SuperCopa de Europa y la SuperCopa de España, además del Mundial de Clubes.  

Dos años después, la dinastía se confirmaría y Messi se consagraría como el mejor jugador del Mundo. En la campaña 2010-2011, el Barcelona se quedó a un paso de volver a ganar el ‘sexplete’, sin embargo dicha chance se esfumó cuando el Real Madrid le quitó la Copa del Rey.

No obstante, en esos años, el argentino se hizo de cuatro Balones de Oro consecutivos (2009, 2010, 2011, 2012).

AÑOS DE CONTRASTES

Los fracasos en la Copa América de 2011 y en la Champions League 2012-2013, luego de que el Barcelona fuese derrotado de forma categórica por el Bayern Múnich, Messi sufrió una caída considerable en su juego, la cual fue en paralelo al ascenso de Cristino Ronaldo con el Madrid, al ganar la Décima Copa de Europa en la campaña 2013-2014.

Lo único resaltante del Barcelona tras los títulos de la campaña 2010-2011, fue el récor de puntos que impusieron en la temporada 2012-2013 en la Liga Española.

Con esta carga, Messi llegó al Mundial de Brasil 2014, llevando a su selección a la Final, la cual perdieron ante Alemania en Maracaná; contrario a esto, tras la Copa del Mundo, la ‘Pulga’ volvió a mostrar por qué es el mejor jugador del Mundo al conseguir otro ‘quintete’ con el Barcelona en la 2014-2015.  

Al unísono, con la selección albiceleste, Messi perdería otras dos Finales de Copa América entre 2015 y 2015, ambas ante Chile; con el Barcelona conseguiría otro título de Liga, sin embargo, el Real Madrid es el que ha dominado en los últimos dos años.

LA RENOVACIÓN DEFNITIVA

A sus 30 años, Messi acordó su octava mejora salarial desde que es futbolista del primer plantel azulgrana, una carrera que comenzó en 2005. 

El argentino lleva 507 goles en 583 partidos con el Barcelona y es el máximo goleador de la historia del club, con el que ha conquistado ocho Ligas españolas, cuatro Ligas de Campeones, cinco Copas del Rey, siete Supercopas de España, tres Supercopas de Europa y tres Mundiales de Clubes.

El reto inmediato de Messi es volver a situarse como máxima referencia mundial después de una temporada en la que quedó apartado de la lucha por el Balón de Oro, que muy probablemente se llevará Cristiano Ronaldo, después de que el Barcelona cumpliera una temporada decepcionante.