El futbol compra talento que no existe

Cazar figuras ya es cuestión de ceros en un cheque; adquirir materia prima ya no está en las fuerzas básicas. Una buena temporada es espejismo para fichar por el club de moda

Kylian Mbappé y Lionel Messi
Kylian Mbappé y Lionel Messi (Reuters )

Ciudad de México

El futbol es un negocio que pretende comprar talento al mayoreo. Es suficiente uno o dos chispazos en el campo para generar curiosidad, después virilizarse en redes sociales y finalmente firmar por millones en algún club que se deslumbró con solo mirar YouTube.

Lionel Messi, con 30 años de edad, firmó una extensión de contrato en Barcelona hasta 2021, con una cláusula de recisión de 300 millones de euros, aunque en el argentino no es extraño que su valor de mercado esté en esa cifra. El '10' culé ya existe y es el mejor del mundo.

En contraste, el francés Kylian Mbappé Lottin, con 18 años, en edad apenas para manejar, aceleró su costo hasta los 80 millones de euros, una apuesta que luce segura –para quienes apostarían por sus servicios- gracias a su última campaña con el Mónaco de Francia, un equipo en el que apenas en 2016 tenía un precio de 50 mil euros.

Anthony Martial, el compatriota de Kylian, costaría al Manchester United 80 millones de euros a sus 21 años, un contrato desde 2016 que, según Football Leaks, incluyó bonos de rendimiento, dependiendo de si marca más de 25 goles en 3 años -con pacto hasta 2019- es nominado al Balón de Oro o si juega con su selección más de 25 partidos. Un año y ninguno de los tres escenarios está cerca de cumplirse.

Un experto en adquirir talento que no existe es el Real Madrid, una entidad que contó, cuenta y pretende contar con las máximas figuras del futbol; sin embargo, sus apuestas por el futuro no han funcionado. Su último experimento es el brasileño Vinicius Junior, un niño de 16 años que, en versiones de prensa, costó 45 millones de euros para Flamengo, y que no pisará el Santiago Bernabéu hasta 2018.

Tres casos de futbolistas (sin mencionar a Marco Asensio, Ousmane Dembélé y Gianluigi Donnarumma) que no llegan ni al cuarto de siglo en el mundo pero, según sus cheques, están a la altura de Lionel; incluso, con más potencial para dejar atrás en talento al albiceleste, quien ya lloró una Final de Mundial y se frustró en dos ocasiones con Chile en Copas América, eso sin contar su palmarés culé.

El único logro de Kylian, Martial y Junior es tener el rango de crecimiento más alto... para el FIFA18.

*Cifras - Transfermarkt