En la liga española, ninguno cede

La Liga Española sigue con la misma tensión, Atlético y Barcelona ganaron con apuro sus partidos; el más solvente fue el Real Madrid, que venció a la Real Sociedad, pero se mantiene por detrás de colchoneros y catalanes 

Líderes de la Liga
Líderes de la Liga (EFE/Reuters )

MADRID, España

La Liga de España vive semanas eléctricas, no tanto por el buen futbol, sino porque sus equipos punteros apelan a lo que sea para ganar y no ceder terreno, da igual si se juega bien o mal, como andan las cosas lo mejor es llevarse el costal lleno de puntos y evitar lamentaciones. Encima, Atlético y Barcelona se pensaban mutuamente y en ese juego de vuelta de la Champions. Y el Madrid que tenía una dura visita a la Real Sociedad ganó en el aspecto moral, pero sigue a la espera de un tropiezo de los dos equipos que le ven por el retrovisor.

La jornada arrancó por la mañana con el Atlético de Madrid defendiendo su liderato ante el Villarreal, no fue un partido sencillo para los rojiblancos que sufrieron para sacar a delante un encuentro que el Villarreal nunca dio por perdido. El pelotón del 'Cholo' Simeone ganó con una anotación polémica de Raúl García al minuto 14; un cabezazo del delantero -con un posible empujón sobre Mario Gaspar- bastó para sostener al Atlético en la primera posición.

Los rojiblancos defienden su trinchera a piedra y lodo, se dejan la piel en partidos rocosos, conscientes que queda poco para llegar al final del camino. Ayer el cuadro madrileño, se olvidó del cansancio y mantiene la mira puesta en su objetivo de romper la alternancia Real Madrid-Barcelona, que han ganado todos los títulos desde la campaña 2003/04, cuando lo hizo el Valencia.

Tuvo mérito el triunfo del Atleti que no contó con Diego Costa, Arda Turan y Gabi, tres jugadores fundamentales en el esquema de Simeone. Por ahora, el Atlético aguanta cualquier envite y ahora podrá preparar con tranquilidad el choque de vuelta de los cuartos de final de la Champions que disputará el miércoles con el Barcelona.

Victoria gris

Llegó el turno del Barcelona que conoció el resultado del Atlético y tuvo que apretar los dientes para seguir al acecho de los rojiblancos. Los culés no tuvieron buenas sensaciones, su partido fue malo, pero aprovechó su condición de local y no dejó escapar tres puntos que le siguen dejando en el segundo sitio de la clasificación.

Dos goles de Messi, el primero de penal al minuto 15 y el segundo con la derecha al 86, además de un gol de Jordi Figueras al 67; le dieron más calma a un Barcelona espero que pasó momentos de apremio ante el cuadro bético que llegó a asustar a su rival con 2-1 de Rubén Castro (68'), tomaron valor los sevillanos que apretaron, pero se quedaron sin mayor premio.

El equipo de Martino se quita una jornada menos, en una semana en la que la tensión se vivió a nivel directo y con el partido contra el Atlético en la agenda, la cabeza pasa a estar en la Champions y en una cita crucial para la entidad blaugrana que sigue optando a todos los títulos. La Liga, de seguir este pulso, se definirá en la última Jornada en el Camp Nou ante el mismo Atlético.

Madrid sin apuros

La jornada de los punteros la cerró el Real Madrid, un partido que pintaba para ser sufrido, acabó siendo una goleada a favor de los caudillos de Ancelotti que no contaron con su general Cristiano Ronaldo.

El Madrid conquisto Anoeta (la que en el papel era la visita más escabrosa que le quedaba) y salió fortalecido, porque la Real fue un equipo que se empequeñeció, porque después del primer gol se desmoronó y ya no opuso resistencia.

Illarramendi al minuto 45 marcó el primer gol de los blancos. Gareth Bale puso un poco más de luz al 66'. Pepe amarró el triunfo al 85' y Álvaro Morata decretó la goleada y la fiesta merengue al 88'.

No se movió nada en los puentes de la Liga, vuelve a media semana la Champions con una jornada capital para el Atlético y Barcelona. Lo que ocurra el miércoles en el Calderón tendrá trascendencia capital en la Liga para uno u otro.