México, el rival "incómodo" para Alemania

El técnico de la selección alemana, Joachim Löw, afirmó que hubiera preferido jugar contra Rusia la Semifinal de Copa Confederaciones 2017

Joachim Löw
Joachim Löw (AFP )

Ciudad de México

El técnico de la selección alemana de futbol, Joachim Löw, vaticinó hoy una dura semifinal ante México en la Copa Confederaciones de Rusia y señaló que haberse metido entre los cuatro mejores del torneo con su joven equipo ya es un logro.

"México es un equipo muy, muy incómodo y cuenta con jugadores excelentes. Es una buena experiencia para nosotros, porque no solemos jugar contra equipos de Centro o Norteamérica tan seguido", comentó tras la victoria por 3-1 ante Camerún en Sochi."Juegan un futbol diferente. Será un buen test".

Löw reconoció hoy que hubiera deseado que avanzara Rusia en vez de México por ser el anfitrión y por su amistad con el entrenador Stanislav Cherchesov. Sin embargo, aseguró que México "lo mereció y jugó muy bien" en el triunfo por 2-1 ante Rusia el sábado.

Alemania avanzó hoy como primera del Grupo B y se enfrentará al Tri el jueves en Sochi, por lo que no tendrán necesidad de traslado.

Los mexicanos concluyeron en segunda posición del Grupo A por detrás de Portugal, que chocará con Chile en la otra semifinal el miércoles en Kazán. "Estoy muy orgulloso de estar en semifinales, estar entre los cuatro mejores no era algo que necesariamente hubiéramos esperado antes del partido", dijo el entrenador alemán en la rueda de prensa.

Löw reconoció que hoy su equipo sintió la tensión en el inicio ante Camerún, pero aseguró en el segundo tiempo Alemania fue un claro dominador.

"El partido de hoy era de alguna manera de eliminación. En el primer tiempo se sintió la tensión, pero en la segunda pudimos imponernos y dominar. Generamos espacios y tuvimos muchas posibilidades, así creo que el resultado fue absolutamente justo", analizó.

La victoria ante Camerún le permitió alcanzar los 100 triunfos con la selección alemana, una cifra récord, y Löw se mostró "muy feliz" por el hito. "Normalmente las estadísticas son secundarias, pero lograr 100 triunfos es algo muy bonito. Habla de un largo tiempo y muchos buenos momentos", destacó.

"Si miras once años atrás y comparas la situación con la que tenemos hoy debo decir que podemos estar contentos", dijo Löw, que asumió el cargo en 2006 tras haber sido asistente de Jürgen Klinsmann.

El seleccionador alemán no quiso dejar a nadie fuera de los agradecimientos y destacó a su equipo de asistentes, a la federación alemana y a los jugadores, tanto los históricos como los que están actualmente en Rusia. "Sin su pasión, compromiso y actitud no hubiéramos podido lograr tantas victorias", señaló.