James Rodríguez insinúa la puerta de salida

El duelo ante el Sevilla, correspondiente a la jornada 37 de la Liga de España, pudo ser el último del colombiano en el Santiago Bernabéu como jugador del Real Madrid

James Rodríguez y sus compañeros en el duelo ante el Sevilla
James Rodríguez y sus compañeros en el duelo ante el Sevilla (Reuters)

Madrid, España

Vio que su número era el del cambio, se dirigió al centro del campo, dio dos vueltas para aplaudir al estadio y se marchó con aparente melancolía. Esa fue la imagen de la que todos hablan hoy en España, la de un colombiano insinuando la puerta de salida del Real Madrid.

El encuentro del domingo ante el Sevilla dejó la amplia goleada 4-1 de los blancos y un paso fundamental hacia el título de la Liga española de fútbol. Pero la nota discordante la puso James Rodríguez con un gesto que nadie esperaba.

"Los días de James Rodríguez en el Real Madrid parecen estar llegando a su fin. Ya no sólo por la corriente de noticias que apuntan a esa posibilidad, sino también por su reacción al ser cambiado este sábado frente al Sevilla", opinó hoy el diario "As".

Y "Marca" corroboró: "Da la sensación de que no volverá a vestirse de blanco en el Bernabéu".

James Rodríguez fue el volante menos utilizado por Zidane esta temporada. Jugó 1.739 minutos, por detrás de futbolistas como Marco Asensio, Toni Kroos, Luka Modric o Isco. A pesar de ello, marcó 11 goles y dio 12 asistencias, números más que estimables.

El colombiano ya forzó su situación en el Mundial de Clubes, cuando manifestó en mitad de la celebración del título: "Tengo ofertas para irme del Real Madrid y siete días para pensar".

Para entonces, ya se hablaba de una relación deteriorada con su entrenador y de un malestar con su situación, relegado a un papel secundario dentro del plantel. Pero James Rodríguez decidió continuar, como si nada hubiera pasado.

Durante las últimas semanas se avivaron los rumores sobre un presunto interés de diversos equipos y el diario "As" habló de hasta siete clubes deseosos de incorporarle a sus filas: Liverpool, Chelsea, Inter de Milán, Manchester United, Bayern Múnich, Juventus de Turín y Paris Saint-Germain. Esto es, parte de la elite europea.

Para sostener todos los rumores cabe recordar que su representante es Jorge Mendes, conocido como "el superagente", un hombre siempre deseoso de cerrar transacciones multimillonarias. Así, llevó a James Rodríguez al Real Madrid tras su brillante Mundial del 2014 por 80 millones de euros (unos 88 millones de dólares).

En los últimos días, nada dijo James Rodríguez sobre los rumores de marcha, pero nunca pareció tan explícito como el domingo, con sus aplausos al público y una ovación cerrada de éste, que también sonó a agradecimiento por los servicios prestados.

El colombiano parece arrojar la toalla a poco más de dos semanas del final de la temporada, con el Real Madrid afrontando tres partidos con el reto de ganarlos todos para conquistar el ansiado doblete de Liga española y Liga de Campeones.