La instancia disciplinaria de la UEFA examina el Serbia-Albania

Los jugadores de ambos equipos se enzarzaron en una disputa después de que un futbolista serbio atrapase el objeto volante.

Serbia y Albania tuvieron que suspender el encuentro al minuto 41
Serbia y Albania tuvieron que suspender el encuentro al minuto 41 (AP)

GINEBRA, Suiza

La instancia disciplinaria de la UEFA examina este jueves los incidentes que provocaron la suspensión del partido de clasificación para la Eurocopa 2016 entre Serbia y Albania y que desencadenó una crisis política de gran magnitud.

Las sanciones serán tratadas en la audiencia programada para la tarde de este jueves en Nyon, en la sede de la UEFA, y previsiblemente se anunciarán el viernes.

Serbia y Albania se responsabilizan mutuamente de los hechos que se produjeron en el partido del 14 de octubre en Belgrado. En el minuto 41 un dron cruzó el estadio del Partizán de Belgrado con una bandera que rezaba "Gran Albania", un proyecto nacionalista que aspira a juntar las comunidades albanesas de los Balcanes en un mismo Estado.

Los jugadores de ambos equipos se enzarzaron en una disputa después de que un futbolista serbio atrapase el objeto volante.

A continuación los incidentes siguieron en las gradas. Algunos aficionados lanzaron bombas de humo y otros proyectiles al campo, antes de saltar al césped para golpear y lanzar objetos a los jugadores de Albania, que tuvieron problemas para refugiarse en los vestuarios.

Las posibles sanciones van desde las multas hasta la prohibición para los equipos de participar en competiciones, pasando por el cierre de las gradas y la prohibición de acceso a los seguidores.

Serbia está en el punto de mira por infracciones del reglamento ligadas a la organización del partido, sobre todo por el hecho de que los aficionados serbios invadieron el campo para agredir a los futbolistas albaneses.

Albania, por su parte, debe responder tanto por su negativa a seguir jugando pese a que, como afirma la Federación Serbia de Futbol (FSS), había una recomendación de la UEFA en sentido contrario, como por el despliegue de una bandera ilegal.

La FSS defiende que el incidente se produjo después de que el dron cruzara el estadio con la bandera y reclama una victoria por 3-0.

La Federación Albanesa de Fútbol (FAF) afirma que el autobús del equipo fue apedreado en su camino al estadio. Además, un trozo de hormigón, ladrillos y otros objetos fueron lanzados en dirección a la delegación albanesa y a los jugadores sobre el césped.

Serbios y albaneses mantienen relaciones hostiles a causa de discrepancias históricas y recientes, como sobre Kosovo, exprovincia serbia poblada mayoritariamente por albaneses étnicos que proclamó unilateralmente su independencia en febrero de 2008.