Se impone Cristiano

El Portugal-Suecia parecía encaminado al empate sin goles, sin embargo, a nueve minutos del final, el delantero del Real Madrid apareció en el área y conectó un cabezazo para dar la ventaja a los lusitanos en el repechaje.

CR7 celebra el gol que le dio la victoria a Portugal sobre Suecia
CR7 celebra el gol que le dio la victoria a Portugal sobre Suecia (EFE)

Lisboa, Portugal

Con un tanto de cabeza en el minuto 81, Cristiano Ronaldo ganó el duelo de titanes ante Zlatan Ibrahimovic y acercó el Mundial del 2014 a Portugal, que defenderá en cuatro días su 1-0 de ventaja ante Suecia.

Un remate en plancha a pase de Miguel Veloso derrumbó el ejercicio defensivo de los suecos, que jugaron mejor que su oponente en la primera parte, pero que se desinflaron en la segunda, sin rastro de Ibrahimovic. En cambio, Ronaldo firmó un encuentro de menos a más e incluso pudo agrandar el marcador con un cabezazo al larguero en los últimos minutos.

El fulgor del arranque contó con una sensacional pared de talón de Ronaldo para su compañero en el Real Madrid Fabio Coentrao, cuyo posterior centro no halló rematador. A la estampida portuguesa dio réplica Suecia, colgada a la inspiración de su mágico Ibrahimovic y a su posicionamiento táctico y fortaleza física.

El lateral Lustig perforó el flanco de Coentrao y su centro lo cazó Johan Elmander. Su remate lamió el poste izquierdo de Rui Patricio. A pesar de disponer de Ibrahimovic a cuentagotas, los suecos asustaron en otras dos ocasiones.

Sebastian Larsson remató raso un pase desde la izquierda después de un inteligente amago del propio Ibrahimovic, pero Rui Patricio brilló con un enérgico manotazo a ras de suelo.

Después, Kim Kallstrom remató en un libre directo desde la corona del área.

El poco dinamismo y la escasa agresividad portuguesa, así como la modesta contribución de Nani, extremo del Manchester United, desnudaron algunas carencias del conjunto de Paulo Bento, entre ellas la precipitación en ataque y los despistes en defensa.

Ronaldo, que aparentó arrastrar fatiga en algunao momentos, pagó la inconsistencia y comenzó a perder posiciones de remate o de desborde. La estrella del Real Madrid se empleó con loable vigor, aunque no siempre con acierto. La defensa sueca, muy concentrada, limpió el peligro portugués, cuyo ataque pecó por previsible por abusar de los balones aéreos.

En el segundo tiempo, la pujanza local de los primeros minutos se tradujo en una oportunidad franca. En un balón parado, una melé en el área resultó en remate del central Pepe, salvado en la línea de gol entre Mikael Lustig e Andreas Isaksson. En un posterior rebote, Ronaldo disparó por encima.

Con más ardor que juego elaborado, Portugal obtuvo una sucesión de saques de esquina que calentaron el ánimo del abarrotado Estadio Da Luz.

En un destello de calidad colectiva, el lateral Joao Pereira habilitó a Joao Moutinho, pero su centro lo repelió Antonssson.

Suecia, perjudicado por la apatía de Ibrahimovic, se inhibió en ataque en la segunda parte, cuando defendió con uñas y dientes. En el 81, Ronaldo plasmó el coraje y la voluntad portuguesa con un cabezazo en plancha a pase de Miguel Veloso, el gol 44 en 108 partidos con Portugal, a solo tres del récord de Pauleta.

El capitán de Portugal pudo aumentar la cuenta con otro testarazo, pero esta vez se estrelló en el larguero. La primera batalla fue para Ronaldo, pero aún resta el segundo capítulo en Suecia.