El fracasado ‘Humbertito’ Grondona

Argentina Sub 20, de la mano del hijo del fallecido Julio Grondona, quedó fuera del Mundial en Nueva Zelanda, otro fiasco para 'Humbertito' con una selección menor

La familia Grondona
La familia Grondona (Especial)

Ciudad de México

Humberto Mario Grondona, 'Humbertito', hijo de quien fue el dirigente de la Asociación de Futbol de Argentina (AFA) y vicepresidente de FIFA por más de 30 años, el fallecido Julio Grondona, consumó otro fracaso en una selección con límite de edad.

Argentina Sub 20 se quedó en la fase de grupos del Mundial en Nueva Zelanda: empate 2-2 con Panamá, derrota 3-2 ante Ghana y el 0-0 con Austria sellaron el fracaso albiceleste, palabra que, según el propio 'Humbertito', no usa con frecuencia.

"Esto fue un fracaso. No estoy acostumbrado a usar esa palabra; pero, si lo hacen con los otros entrenadores, por qué no lo van a hacer conmigo", dijo el también ex jugador, de medio pelo en los años ochentas, tras el duelo contra los austriacos; sin embargo, su historial no respalda dicha afirmación.

Con México, en el Mundial Sub 17 de Finlandia 2003, quedó fuera en los octavos ante Argentina; incluso, en 2001 con el Tri, ni siquiera calificó a la justa de la especialidad en Trinidad y Tobago.

Con un inexplicable voto de confianza en el proceso, acumuló 'Humbertito' otro fracaso tricolor en el Premundial para Holanda 2005.

"Yo ya renuncié de palabra con Alberto de la Torre (ex presidente de la Federación Mexicana de Futbol. Esto fue un fracaso y yo asumo toda la responsabilidad. Los chicos no tienen nada que ver, todo es culpa mía", expresó en aquel entonces el hijo de Grondona, quien, como se refirió, no está "acostumbrado" a usar la palabra "fracaso".

Después de su adiós de México, con la Sub 17 albiceleste, precisamente ante el cuadro azteca, en EAU 2013, perdió 'Humbertito' en semifinales 3-0, equipo que dirigió Jesús Ramírez, campeón del orbe en 2005 en Perú.

Además, en ese mismo 2013, Marcelo Trobbiani, técnico quien fue colocado por Humberto Mario en su era como dirigente, fue echado de la Sub 20 pampera por no lograr el pase al Mundial de Turquía, puesto que, increíblemente, se lo quedó el mismo 'Humbertito', y no desentonó con su antecesor.

"Pero en este torneo fue el fracaso, el resto del ciclo fue un éxito; quizás, con el tiempo, estén (jugadores) en la selección argentina mayor", remató Humberto Grondona en Wellington, quien se fue "cansado, fastidioso, triste y lleno de bronca".