Guillermo Ochoa juega en el triunfo del Granada

El portero mexicano, sumó su segundo juego sin recibir goles en esta temporada de la Liga de España

Andreas Pereira rematando al arco de Las Palmas
Andreas Pereira rematando al arco de Las Palmas (Tomada de Twitter @GranadaCdeF)

Granada

El Granada logró su segunda victoria de la temporada y se coloca a cinco puntos de la permanencia al vencer por 1-0 al Las Palmas, que prolonga su mal momento como visitante, en un vibrante partido que se decidió con un golazo del brasileño Andreas Pereira en el primer tiempo.

Los dos conjuntos gozaron de numerosas ocasiones de gol, sobre todo en un frenético segundo tiempo en el que debutó con los insulares Jesé González, que tuvo en sus botas la oportunidad de salvar al menos un punto para los amarillos.

El dominador al inicio del partido fue el Granada, que demostró su necesidad y salió muy enchufado y presionando en todo el campo al cuadro insular, que casi nunca renunció a tratar de jugar el balón desde atrás.

Tras un primer aviso rojiblanco con un gran centro del joven maliense Aly Malle que no encontró rematador, el 1-0 llegó en el minuto 17 con un colocado derechazo desde fuera del área de Andreas Pereira después de que recuperara el esférico el marroquí Mehdi Carcela-González.

A partir de ese momento, la UD Las Palmas monopolizó la posesión del balón en el primer tiempo ante un Granada, aunque se topó con su mala puntería, ya que sólo hizo trabajar a Guillermo Ochoa con una falta directa lanzada por Jonathan Viera en el minuto 44.

Pedro Bigas en un par de ocasiones, Pedro Tana, el uruguayo Mauricio Lemos y el ghanés Kevin-Prince Boateng dispusieron de ocasiones para empatar que no aprovecharon, mientras que los andaluces tampoco estuvieron certeros en un par de contragolpes en los que podían haber sorprendido en superioridad numérica a los canarios.

Como al inicio del partido, el Granada volvió a comparecer mejor en el segundo tiempo, pero perdonó el 2-0, primero en un mano a mano que el colombiano Adrián Ramos no pudo culminar ante Javi Varas, y después con un disparo de Aly Malle que se marchó fuera por muy poco.

Pedro Bigas, pese a su condición de central, volvió a rozar el empate con un chut lejano en la respuesta de los insulares, aunque el que de verdad perdonó fue Jesé, quien en la primera pelota que tocó en su regreso a la Liga tocó mal un balón que sólo tenía que empujar a meta vacía a un metro de la raya de gol y libre de marca.

A renglón seguido volvió a salir ganador Javi Varas del duelo ante Adrián Ramos, mientras que Jesé volvió a tener la opción de marcar pero se topó con una buena intervención de Ochoa.

Las Palmas se volcó y lo intentó todo en un final de partido frenético, pero Ochoa se convirtió en el salvador de los suyos con una mano prodigiosa ante Tana en el tiempo añadido.