Aparece grito ¡ehhh puuto! en partido de la MLS

El cántico homofóbico fue durante el encuentro entre Atlanta y los Red Bulls, una acción que es condenada por el equipo local, quien dijo que expulsará a los fans que hagan este grito

Aficionados del Atlanta United
Aficionados del Atlanta United (Tomada de Twitter @ATLUTD)

Atlanta

Atlanta United anunció el lunes que "tomará medidas internas" para evitar que algunos de los aficionados que asistieron al primer partido en la historia de este equipo dentro de la MLS vuelvan a emitir un cántico considerado homofóbico, que se presenta con frecuencia en el futbol mexicano.

Chris Winkler, portavoz del club de expansión, dijo que la directiva estaba al tanto de que el cántico se escuchó durante el encuentro del domingo, una derrota por 2-1 ante los Red Bulls de Nueva York.

En una declaración enviada a The Associated Press, el equipo advirtió que estas expresiones "no tienen cabida" en los partidos. Por lo tanto, dijo, los espectadores que se unan a estos cánticos serán expulsados del estadio.

Algunos espectadores se quejaron tras oír que otros coreaban una palabra malsonante en español, cada vez que el arquero del equipo rival realizaba un saque de meta.

Al encuentro que marcó el debut de Atlanta en la MLS asistieron 55 mil 297 espectadores. Antes del partido, se hicieron en el estadio anuncios que pedían evitar el mal comportamiento.

"Atlanta United no apoya ni condona el empleo de lenguaje ofensivo", señala la declaración. "Buscamos fomentar un ambiente positivo, entusiasta e inclusivo para todos los fanáticos, y los cánticos inapropiados no tienen lugar en nuestros partidos. Los fanáticos a quienes se sorprenda participando de estas conductas serán retirados del inmueble".

El estadio temporal de Atlanta es el Bobby Dodd Stadium, del Georgia Tech. Para el 30 de julio, se prevé el estreno del Mercedes Benz Stadium, que costó mil 500 millones de dólares y que será compartido con los Falcons de Atlanta en la NFL.

En enero, la FIFA impuso una nueva sanción económica a la Federación Mexicana de Futbol, luego que el polémico cántico se escuchó durante partidos de la selección en encuentros de la eliminatoria al Mundial de 2018. La primera de seis multas acumuladas hasta ahora se anunció durante la Copa del Mundo anterior en Brasil.