Por la gloria y por el doblete

El Real Madrid y el Atlético, buscarán mañana consagrase como el Campeón de Europa, un título que viene buscando desde el 2002 el Real Madrid y que podría ser el primero para el Atlético  


Estadio de Lisboa, Champions League
Estadio de Lisboa, Champions League (Reuters)

Ciudad de México

La final de la Liga de Campeones que se juega mañana entre Real Madrid y Atlético de Madrid, es el quinto enfrentamiento en este año futbolístico que termina entre las dos escuadras madrileñas.

El Atlético de Madrid que se coronó campeón de la Liga Española el pasado fin de semana ante el Barcelona, buscará ganar su primera 'Orejona', recordando que en la temporada 2010-2011 ganó la Europa Legue.

La última vez que jugó una final en este torneo fue en la temporada 1973-1974, antes llamado Copa de Europa, frente al Bayern Múnich, los dos conjuntos terminaron ese partido con empate, por lo que tuvieron que enfrentarse en otro juego dos días después, los dirigidos por Luis Aragonés cayeron 4-0 frente al conjunto alemán.

Por otro lado el Real Madrid buscará conseguir la décima Liga de Campeones que se le viene negando desde la última vez que lo consiguieron en la temporada 2001-2002.

Estos dos equipos se han enfrentado en cuatro ocasiones en esta temporada: el 18 de mayo en la final de la Copa del Rey los merengues llegaban como favoritos, pero los dirigidos por Simeone en tiempos extras ganaron 2-1.

Ya para la temporada 2013-2014, estos dos equipos se volvieron a enfrentar en la jornada 7 de la Liga Española, donde los rojiblancos se llevaron la victoria por la mínima diferencia (1-0).

Los siguientes dos enfrentamientos fue para el lado de los blancos, en la semifinal de la Copa del Rey los pupilos de Carlo Ancelotti vencieron 3-0 en el juego de ida y 2-0 en el de vuelta.

En el duelo por la Liga en la jornada 26 los dos clubes repartieron puntos al quedar 2-2.

Los dos equipos buscarán consagrar su mejor año con un doblete, mientras que para unos es una motivación el llegar a estas instancias, para otros se ha vuelto una obligación.