Cómplice de Piqué y 'Paco'

Marcos Reina, ahora auxiliar técnico de Pumas, creció al lado del central del Barcelona, a quien más tarde le publicó una biografía; con Palencia compartió conocimientos en España

Gerard Piqué
Gerard Piqué (Reuters )

Ciudad de México

A los 17 años, Marcos Reina, ahora auxiliar técnico de Pumas, decidió su futuro a largo plazo. En Barcelona, España, su nación y lugar de origen, declinó su formación como futbolista profesional para desarrollarse como entrenador de niños y jóvenes. 14 veranos más tarde, Universidad Nacional y su relación cercana con Francisco Palencia, le abren la posibilidad de trabajar muy de cerca de La Cantera, para nutrir de talento las entrañas del equipo, así como el reto de que el cuadro estelar mantenga el ritmo competitivo y luche por un título de Liga.

"Jugué desde pequeño, toda la vida lo he hecho (contención y mediapunta), pero me di cuenta que no tenía las condiciones necesarias. Era técnico, pero no era intenso, no era fuerte y se fue dando lo de entrenar a chicos pequeños, y hubo tiempo incluso que combiné ambas situaciones. Me quedé con la segunda opción, porque era más feliz analizando el juego, que en la cancha", comentó vía telefónica.

Marcos conoció a Palencia hace casi un año y de inmediato hubo conexión; Reina invitó a Paco al Sant Cugat, equipo formativo, para hacerse cargo del cuadro principal, con la condición de estar en su cuerpo técnico para aprenderle y compartir conceptos. La relación arrojó resultados positivos y ahora, intentarán replicarlos al frente de Pumas. Para ambos, es la máxima encomienda en sus iniciales trayectorias.

"Con Paco hubo conexión de inmediato, nos entendimos a la primera por los gustos futbolísticos de ambos. Con el tiempo se fue forjando una amistad. Hace tiempo que habíamos hablado la posibilidad de trabajar juntos cuando a él le surgiera algo y ahora agradezco el estar aquí. Yo siempre trato de profundizar en el futbol, de estudiar planteamientos y técnicas, métodos de mayor utilidad".

ESTE MIÉRCOLES 15 de junio, el primer equipo de Pumas, incluido Pablo Barrera, reportarán en Ciudad Universitaria para los exámenes médicos.

El entorno de Marcos siempre inmiscuyó al futbol, al grado de compartir aulas (La Salle Bonanova) al lado de Gerard Piqué, actual central del Barcelona, y no solo eso, al blaugrana le realizó la autobiografía publicada en diciembre de 2014 en España y a la venta también en México (Editorial Al Poste):

"Es un tipo espontáneo, como se le ve en la televisión; él siempre quiso estar en el futbol y lo ha conseguido; la vida le ha sonreído bastante casi siempre. En lo personal le cuesta que la gente de fuera entre a su círculo más íntimo".

Apenas hace semana y media, Marcos Reina llegó a la Ciudad de México, y aunque le ha pesado el cambio de horario, se ha tratado de adaptar de la mejor manera; ya conoció el estadio Olímpico y también La Cantera, donde ve posible conseguir frutos, el despunte de futuras generaciones de los felinos: "Voy dejando atrás el jet lag, pero poco a poco recuperándome. He estado conociendo un poco de la comida aquí, aclimatándome en ese sentido. He probado de todo un poco, pero los tacos es lo más picoso que he comido".

Sobre el armado de Pumas para el Apertura 2016 y la llegada de Pablo Barrera, antiguo integrante auriazul, Marcos Reina tiene claro que la irrupción del posible '8' le brindará variantes al esquema de Palencia y velocidad por el sector derecho: "Pablo es un jugador de banda y sé que nos puede dar diferentes variables. Colocándolo en el extremo derecho es desequilibrante, hay que darle confianza y minutos en la cancha; tiene mucho talento".

De los objetivos a cumplir en el próximo certamen, Marcos Reina es consciente de que el primer paso hacia el título será conseguir los 25 puntos que impuso la directiva, clasificar a la Liguilla y ahí, en la fase final, pelear por el campeonato; resaltó el compromiso colectivo del grupo: "Desde el primer minuto trataremos de ser competitivos, el objetivo es calificar, cuestión que tendremos en mente para lograrlo lo antes posible".

Marcos será la mano derecha de Palencia, y como definía a Miguel Mejía Barón a Guillermo Vázquez Mejía, su auxiliar en la selección nacional (1993-95): "Fue mi mejor complemento, una especie de guía, de desahogo, de conocimientos". Eso tendrá que ser Reina para Paco. El reto es mayúsculo.

SOSA NO REPORTÓ

Tigres ya inició la pretemporada de cara al siguiente semestre, pero una de las grandes ausencias fue la del argentino y recién contratado Ismael Sosa, que mantiene en pendiente su relación laboral con los regiomontanos. Sobre este tema habló ayer el ingeniero Alejandro Rodríguez, presidente de los del norte: "Él está arreglando su situación con Pumas y una vez que termine esa situación, esperamos que sea pronto (que reporte), porque tampoco podemos esperar todo el tiempo", dijo el directivo. El presidente aseveró que no conoce la problemática que tenga el futbolista y tampoco está interesado en conocerla. "No la sabemos (la situación de Sosa), él tiene alguna situación pendiente y la está arreglando, pero el detalle no lo conozco ni lo quiero conocer", añadió.