Los jugadores en polémica por sus ideales políticos

Muchos jugadores como Gerard Piqué han manifestado su postura en problemas sociales, lo que los ha hecho blancos de críticas

Por sus posturas políticas, Gerard Piqué y Geoff Cameron han dado de qué hablar
Por sus posturas políticas, Gerard Piqué y Geoff Cameron han dado de qué hablar (Reuters )

Ciudad de México

La situación política entre España y Cataluña, que busca su independencia, no ha dejado indiferente a nadie. Gerard Piqué, defensa del Barcelona, ha criticado al gobierno español por la postura que ha tomado con el referendo de esta comunidad, con represión policiaca contra los catalanes.

Dicha postura no han sido del agrado de todos. Prueba de ello fueron los abucheos que recibió el jugador durante el entrenamiento de la selección española, con cánticos en su contra, como "Piqué, cabrón, fuera de la selección" y "Piqué, España es tu nación". Incluso Julen Lopetegui, seleccionador de La Furia, fue blanco de estos ataques verbales, al defender al futbolista y llamarlo para los próximos compromisos en esta Fecha FIFA.

Así como Piqué, otros jugadores han expresado su postura política y han generado polémica entre los aficionados.

Oleguer Presas, quien también jugó con el Barcelona, no ocultaba su simpatía por la independencia de Cataluña. Conocido por algunos como ‘el futbolista antisistema’, el zaguero fue el centro de la polémica en 2005 cuando fue convocado a la selección de España, pero dejó en claro sus posturas políticas.

Aunque Presas atendió el llamado de Luis Aragonés, seleccionador de ese momento, señaló que solicitó al técnico no ser requerido para un partido oficial. “Simplemente le expliqué a Aragonés mi modo de ver el mundo y de ver que si no hay la suficiente implicación o sentimiento es mejor que seleccionen a otros. La conciencia me dictaba eso”, llegó de Oleguer en una entrevista con el  medio catalán RAC1.

Dicha postura contrasta con la de Salva Ballesta, jugador ya retirado quien jugó en clubes como Sevilla, el Málaga y el Atlético de Madrid, entre otros. Hijo de un militar, Ballesta creció con un fuerte sentimiento hacia su país, al grado de que ha hablado mal de aquellos que buscan su independencia.

“Si hay algún vasco o catalán que no se sienta español se tiene que joder porque es español, sino, que mire su DNI (Documento Nacional de Identidad)”, llegó a comentar en entrevistas que provocaron distintas reacciones.

Inclusive criticó a Oleguer Presas por sus ideas de izquierda, al señalar que si bien no emitiría ningún comentario al respecto, “le tenía más respeto a la caca de perro”.

Frederic Kanouté, uno de los íconos que ha tenido el Sevilla, también expresó su sentir político. Después de anotarle al Deportivo La Coruña en un partido disputado en enero de 2009, el jugador francés-maliense enseñó una camiseta negra que decía ‘Palestina’, en apoyo a esta comunidad que ha luchado por su independencia en Medio Oriente y que ha tenido conflictos con Israel desde principios del siglo XX.

Dicho gesto provocó críticas para el futbolista y le costó una multa de 3 mil euros por parte de la Federación Española de Futbol, pero la acción, que dio la vuelta al mundo, provocó que el club iraní Zob Ahan se ofreció a pagar la sanción económica.

En Estados Unidos, el seleccionado Geoff Cameron también fue centro de la polémica al ser partidario de las medidas de inmigración que Donald Trump ha impuesto en el país, que incluyen el veto de siete países asiáticos.

"Creo que es importante apoyar a nuestro Presidente, sea él o no su candidato", comentó el jugador de Stoke City en febrero de 2017, al señalar que los terroristas aprovechan los procedimientos de inmigración para realizar sus atentados, por lo que aplaude la medida para garantizar la integridad de su nación. "Me complace que él esté haciendo de la seguridad de todos los estadunidenses una de sus principales prioridades. Estados Unidos es una de las naciones más generosas y compasivas. Nuestra capacidad de cuidar y apoyar a los países y refugiados necesitados reside en nuestro propio sentido de seguridad. Si no nos sentimos seguros, ¿cómo podemos proteger a los demás?”.

Dichas declaraciones hacían contraste con las de algunos de sus compañeros, como Michael Bradley, Sacha Kljestan y Darlington Nagbe, así como la del entrenador Bruce Arena, quienes lamentaron las medidas del mandatario, aunque respetaron su postura.