El Stade de France vivió otra vez con el futbol

Francia goleó 4-2 a Rusia en su casa, la misma que padeció horas de terror en noviembre de 2015 después de los atentados; además, hubo minuto de silencio por las víctimas en Bélgica 

SAINT-DENIS, Francia

Francia ganó a Rusia por 4-2, en amistoso disputado en el Stade de France, en el regreso de la selección gala al estadio, uno de los escenarios de los atentados del pasado 13 de noviembre, una semana después de los ocurridos en Bruselas, por lo que se guardó un minuto de silencio.

Francia pronto puso camino hacia el triunfo ya que en el minuto 9, N'Golo Kante, en su primer partido como titular, anotó el 1-0, en una jugada en la que Paul Pogba colgó el balón al área.

Tras tocar primero, André Pierre Gignac, el balón llegó a Antoine Griezmann que dio una buena asistencia dentro del área al centrocampista del Leicester, que anotó, engañando al portero rival.

Era el primer tanto de Kante como internacional, en su segundo partido, después de haber debutado la semana pasada con Francia, tras entrar en el segundo tiempo en la victoria contra Holanda en Ámsterdam (3-2).

Griezmann dejó los goles para sus compañeros y volvió a dar una nueva asistencia en el segundo tanto de Francia, anotado por Gignac en el minuto 38, al cabecear un tiro libre lanzado por el jugador del Atlético Madrid desde la izquierda.

Pero Francia, que había dominado el partido recibió un tanto en una jugada a balón parado, con un cabezazo de Alekdander Kokorin (56), que remató un tiro libre desde la derecha de Alan Dzagoev, un minuto después de que el central barcelonista Jeremy Mathieu se lesionase, dejando su lugar a Lucas Digne.

Dimitry Payet llevó la tranquilidad a la selección francesa al anotar el tercer tanto en el minuto 65, con un tiro libre que entró tras tocar en uno de los postes. El jugador del West Ham acababa de entrar en el terreno de juego en sustitución de Griezmann.

Pero poco le duró la tranquilidad a Francia, ya que Rusia redujo diferencias con un tanto de Yuri Zhirkov (68), tras un combinación dentro del área con Oleg Shatov.

Aunque la selección de Didier Deschamps volvió a tomar distancias con el cuarto tanto, anotado por Kingsley Coman (77). El jugador del Bayern recibió un pase al hueco de Payet, se deshizo del portero rival y marcó sin ángulo.

Antes del partido, se guardó un minuto de silencio en Stade de France, en homenaje a las víctimas de los atentados de Bruselas, el 22 de marzo, que causaron 32 muertos y 340 heridos.

Durante ese minuto de silencio, la bandera belga fue proyectada en las dos pantallas gigantes del estadio.

Era el primer partido disputado en el Stade de France por la selección gala desde los ataques del 13 de noviembre de 2015 en París y Saint-Denis, durante el Francia-Alemania (2-0), que causaron 130 víctimas.

Francia está encuadrada en el Grupo A de la Eurocopa, junto a Rumania, Albania y Suiza, mientras que Rusia jugará en el B con Inglaterra, Gales y Eslovaquia.