Campeón absoluto; Barcelona, gana la Champions

El equipo español venció tres goles a uno a la Juventus en Berlín. El club culé logró su quinta 'Orejona'; además, consiguió  el histórico triplete en una campaña (Copa del Rey, Champions y Liga)

BERLÍN, Alemania

El Barcelona de Luis Enrique se coronó campeón de la Champions League tras vencer 2-1 a la Juventus, pero el triplete parece la mitad del camino, pues están para ganarlo todo este año.

Dicen que el que pega primero pega dos veces, pero de poco sirve agredir al Barcelona sin la firma convicción de matarlo.

Apenas arrancaba el partido y la Juventus cosechaba los primeros frutos de la presión, errores blaugranas en la salida abrieron la puerta para los italianos, que fueron tímidos y pagaron las consecuencias.

Una jugada más tarde Lionel Messi se combinó con Neymar e Iniesta para generar el primer gol. De los botines de Rakitic, el hombre de mayor influencia en el mediocampo de Luis Enrique, quien sólo tuvo que empujarla para cerrar una gran jugada de conjunto y dejar callada a la cabecera oeste, ocupada por los italianos.

Al primer cuarto de hora  esta Final apestaba a goleada, a Gianluigi Buffon le apedreaban el rancho y la ausencia de Giorgio Chielini se hacía notar; sin embargo, Massimo Allegri impuso la calma y mantuvo el planteamiento: ahogar en la salida, aprovechar la mayoría numérica en el centro del campo y provocar los errores de Javier Mascherano y Gerard Piqué, que llevaba la peor parte ante la velocidad de Paul Pogba.

Al 38' el francés pedía una falta en el semicírculo, al árbitro no le pareció y llegó el alivio para la tribuna catalana pues nadie quiere ver a Andréa Pirlo probar desde esa distancia.

El verano entró de lleno este fin de semana en Berlín y nos dejó un primer tiempo de mucho desgaste, el termómetro marcaba casi 30 grados cuando los jugadores salieron a calentar y fue hasta que anocheció, cerca de las 10 de la noche del tiempo local que comenzó a bajar la temperatura.

Los primeros 45' cerraron con llegadas de ambos lados, más del Barcelona, con sus tres bestias: Neymar, Messi y Suárez, quienes dispararon a puerta, pero dejaron con vida a la Juve.

El segundo tiempo arrancó con otra intensidad, la maquinaria culé volvió bien engranada, los tres de arriba se conectaban hasta con los ojos cerrados, pero Suárez desperdició las más cercanas. Volvió ese Barça que espanta a cualquiera, pero con él los espacios para el rival.

Así llegó el empate, en el peor escenario imaginable para el campeón de la Liga Española. Disparo de Carlos Tévez y remate de Álvaro Morata, de pasado madridista, ante un Ter Stegen vencido.

Fue cuando la afición catalana cantó más fuere, cuando se entregó más al equipo que busca emular el histórico 2009 de las 6 Copas y el protagonista fue el que todos esperaban. Un desborde de Messi por banda izquierda, dejando rivales a su paso, terminó en un disparo estrellado en Buffon ante la entrada frontal de Suárez.

Al grito de "uruguayo, uruguayo" la noche se componía para el Barcelona, como lo hizo la campaña desde que salió de la suspensión pues muy pocos campeones de Europa han tenido tres delanteros tan letales como los del actual poseedor de la Orejona.

Los minutos finales sirvieron para el merecido homenaje a Xavi, entró en reemplazo de su cómplice, Andrés Iniesta, quien le dejó el brazalete de capitán y el merecido honor de irse cargando el trofeo tras 17 años de servicio, mismos en los que el Barcelona se erigió como el más ganador del continente.

Neymar selló el título con el tercero en la compensación, ante una Vecchia Signora que pedía la hora.

Volvió el “Viva la Vida” de Coldplay al sonido ambiental como en la época dorada de Josep Guardiola.

En días turbulentos por la disputa independentista de Catalunya, el Barcelona se consolida como un sentimiento global, con decenas de banderas de México, Argentina, Brasil, Uruguay, Chile, Guatemala y hasta Japón entre sus aficionados dentro del Olímpico de Berlín, queda claro que el romance, aún sin Pep, está más vivo que nunca.