Cinco figuras que podrían perderse el Mundial

Además de extrañar a jugadores de la talla de Zlatan Ibrahimovic, Gareth Bale y Robert Lewandowski, la Copa del Mundo se privará de la ausencia de otros futbolistas cuyas selecciones sí lograron la clasificación

Cinco figuras que podrían perderse el Mundial
Cinco figuras que podrían perderse el Mundial

Ciudad de México

Jugar el Mundial es el máximo anhelo para cualquier futbolista en el planeta, aunque a veces no solo el talento influye para asistir a la máxima fiesta futbolística. En ocasiones las lesiones, pleitos con los entrenadores o problemas extracancha, impiden que grandes figuras del balompié disputen la Copa del Mundo. Aquí una lista de cinco futbolistas que no estarían en el Mundial por estos aspectos.


Humberto Suazo (Chile)


El chileno se perdió el último juego con el Monterrey el domingo pasado, parecía que la gravedad sería menor. Pero las malas noticias llegaron para el goleador chileno.

De acuerdo a los estudios y evaluación realizados por el cuerpo médico del club y por se determinó que el Chupete será sometido a una intervención quirúrgica del hombro izquierdo.


Suazo tendrá un periodo de recuperación de cuatro meses, lo que aunado a sus bajas recientes con la escuadra chilena por anteriores lesiones, pone a pensar al técnico Jorge Sampaoli en su convocatoria a Brasil. Chile ha venido jugando muy bien con la ausencia de ‘Chupete’, coleccionando un triunfo contra Holanda y un empate contra España en sus últimos amistosos internacionales. Y la delantera ha tenido un excelente rendimiento con la dupla Eduardo Vargas y Alexis Sánchez.



Theo Walcott (Inglaterra)

El veloz extremo del Arsenal empezó el año con muy malas noticias para la selección de Inglaterra, la cual además de su bajo rendimiento en las eliminatorias y sus múltiples cambios en las formaciones, se les sumó la terrible noticia de que el talentoso Theo se olvidará del Mundial de Brasil.


Walcott sufrió la rotura del ligamento cruzado de la rodilla izquierda y será baja por cerca de seis meses, después de salir lesionado en la victoria por la FA Cup del sábado 4 de enero por 2-0 en el derbi ante Tottenham. Así que el técnico Roy Hodgson tendrá que buscar rápidamente el acompañante de Wayne Rooney en la delantera del equipo inglés.



Samir Nasri (Francia)


Otro caso grave, aunque con posibilidades aun de jugar la Copa del Mundo, es el caso de Nasri que recibió una brutal entrada de su compatriota Mapou Yanga-Mbiwa. Después de la barrida con rudeza excesiva, Samir cayó al suelo y requirió rápidamente la asistencia del  médico. Abandonó el campo en camilla, con una férula en la pierna y llorando. Quizás presintiendo su ausencia en tierras brasileñas.


El pronóstico más alentador es que regresará a las canchas en 8 semanas, pero sus lágrimas presagiaban algo peor.


Sami Khedira (Alemania)


El internacional alemán del Real Madrid Sami Khedira estará de baja unos seis meses, tras su lesión sufrida en el encuentro amistoso disputado entre Italia y Alemania del pasado mes de noviembre en Milán, que finalizó con un empate a 1-1.

La lesión sufrida por el jugador del Real Madrid fue una doble rotura de ligamentos en su rodilla derecha, lo que además de las consecuencias para la temporada de la liga española, muy  probablemente le impedirá disputar el Mundial de Brasil.

La selección teutona además cuenta con excelente jugadores para reemplazarlo con los gemelos Lars y Sven Bender, además del ya consagrado Bastian Schweinsteiger, el talentosoToni Kroos y en fechas recientes el capitán Philipp Lahm también ha sido utilizado en la media cancha del conjunto alemán.


Dario Simunic (Croacia)

El caso del croata es muy diferente a los antes mencionados. Simunic se perderá la Copa del Mundo y además tendrá que pagar una multa de 24.000 euros.


La  FIFA lo sancionó con 10 partidos de suspensión después de que celebrara con gritos fascistas la clasificación de su conjunto para el Mundial.


Tras la victoria por 2-0 de Croacia contra Islandia, el 19 de noviembre, que significó el boleto a Brasil, Simunic se hizo con un micrófono y lanzó un grito utilizado por el régimen pro-nazi croata en la Segunda Guerra Mundial.


Dicho grito de guerra era discriminatorio y por tanto atenta contra la dignidad de un grupo de personas por razones, entre otras, de raza, de religión o de origen.


El jugador del Dinamo de Zagreb aseguró haberlo hecho solo por su "amor al pueblo y a la patria" y rechazó toda connotación política inspirada "en el odio o la destrucción".