Federación inglesa amplía pesquisa sobre abusos sexuales

En Inglaterra sigue la investigación en contra de entrenadores acusados de estas prácticas; se asignará un abogado para darle seguimiento a este caso 

Federación Inglesa de Futbol
Federación Inglesa de Futbol (Foto tomada del Twitter: @FA)

Londres, Inglaterra

La Federación Inglesa de Futbol ha ampliado su investigación sobre abusos sexuales por parte de entrenadores de futbol después de que más víctimas reportaran sus casos, indicó la entidad el martes tras nombrar a un nuevo abogado para gestionar el proceso.

Clive Sheldon, un abogado con experiencia en la protección de menores, dirigirá la pesquisa en lugar de Kate Gallafent "a la luz del alcance ampliado de la pesquisa", señaló la FA en un comunicado.

En las últimas tres semanas, varios exjugadores han hablado de forma pública sobre agresiones de sus entrenadores sufridas en la década de 1970, lo que provocó varias investigaciones de 18 cuerpos de policía en toda Inglaterra sobre incidentes reportados por 450 personas.

"El número preciso de jugadores, supuestos agresores y clubes... es desconocido", indicó la FA, anunciando los términos de referencia para su pesquisa.

Al menos 55 clubes, aficionados y profesionales, se han visto implicados en el creciente escándalo. El club londinense Queens Park Rangers se convirtió el martes en el último en decir que había sido "informado de las acusaciones históricas" de abusos de menores vertidas contra un ex cazatalentos.

La pesquisa de la FA analizará si los clubes relacionados con agresores sexuales "sabían o no y/o si hicieron o no algo en relación con abusos sexuales contra menores que puedan haber sido revelados en la prensa referentes a las décadas de 1970, 1980 y 1990, y en adelante hasta aproximadamente 2005".

La FA expresó su preocupación por que los clubes alcanzaran acuerdos secretos de compensación que impedían que las víctimas revelaran los abusos que sufrieron. El Chelsea se disculpó durante el fin de semana con un exjugador que sufrió abusos sexuales cuando era miembro del equipo juvenil del club y que recibió 50.000 libras (77.500 dólares) para mantener el asunto silenciado.