Messi lidera goleada del Barcelona sobre el Eibar

El delantero argentino realizó un póker en la victoria seis goles a uno de los blaugranas, que consolidan como líderes en La Liga

Lionel Messi anotó cuatro goles
Lionel Messi anotó cuatro goles (EFE)

Barcelona

Con un magnífico Leo Messi, autor de cuatro goles, el Barcelona ha sumado su quinta victoria consecutiva en cinco partidos de Liga para mantenerse como líder en un partido en el que los catalanes tuvieron problemas para superar al Eibar (6-1).

Messi estuvo excelso, anotó un póquer de goles, y ya acumula nueve en el Campeonato. La apuesta de Ernesto Valverde, que ha situado al argentino más cerca del área, ha dado sus frutos; otra de las apuestas, el brasileño Paulinho, también fue decisivo.

Pese al contundente resultado, al Barça le costó entrar en materia. Con tanto cambio, los barcelonistas fueron un equipo desconocido durante muchos minutos del primer tiempo, en el que su fútbol fue muy directo, con poca combinación y el Eibar mereció más de lo que el 2-0 reflejaba en el marcador.

Y es que Ernesto Valverde introdujo unos cuantos cambios. En la víspera ordenó que Umtiti se quedara en la grada y puso en su lugar a Mascherano. En total fueron tres cambios en la defensa respecto al equipo que ganó en Getafe, ya que también puso en juego a Semedo (Sergi Roberto) y a Digne (Alba).

En la media, Paulinho sustituyó a Rakitic y Denis Suárez a Luis Suárez. La idea de José Luis Mendilibar era presionar muy arriba al Barça, que tenía muchos problemas para sacar el balón jugado desde atrás.

La primera gran oportunidad fue un magnífico pase en diagonal de Jordán a Sergi Enrich que no decidió en el uno contra uno (min.4). La segunda ocasión, más tímida, fue un remate de Inui.

El Barça no se sentía nada cómodo y buscaba jugar en transiciones para sacar provecho de la velocidad de Messi y Deulofeu. La suerte para los de Valverde es que en la primera aproximación, Gálvez cometió penalti sobre Semedo, en una jugada en la que el defensa del Eibar no calculó bien.

A las primeras de cambio, los de Valverde ya estaban 1-0 por delante después de que Messi transformara el penalti en el minuto 20. Al Eibar le pesó el gol, siguió presionando, pero ya no llegaba al área contraria con tanta alegría y antes de la final del primer tiempo solo se acercó con un remate de cabeza de Escalante (min.25).

Con poca creación, los azulgrana lo fiaron todo a Messi. El argentino, con un gran remate, obligó a Dmitrovic a efectuar un par de buenas intervenciones (min.26 y 37). Justo después en un saque de esquina botado por Denis Suárez, Paulinho demostró su capacidad atlética.

El brasileño, que desequilibró el partido en Getafe con un gol en el minuto 85, volvió a marcar, esta vez tras un poderoso remate de cabeza en el 38 que prácticamente acabó con las esperanzas de los vascos (2-0).