El futbol, un pretexto para la paz entre las FARC y Colombia

El gobierno y la guerrilla acordaron el fin de las hostilidades, y el balompié tuvo un capítulo estrecho en cinco décadas de conflicto armado

Maradona en el partido
Maradona en el partido (Reuters)

Colombia

Las FARC (Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia) y el gobierno alcanzaron un histórico y definitivo acuerdo de paz para acabar con una lucha de medio siglo, que deja miles de víctimas, anunciaron ambas partes al término de casi cuatro años de negociaciones.

Conflicto armado de cinco décadas que tuvo un acercamiento con el futbol, episodio contrastante que marcó a toda una generación.

Fue en abril de 2015 cuando Diego Armando Maradona, figura del balompié ligada con personajes de la política como Fidel Castro o Hugo Chávez (Q.E.P.D), encabezó a un grupo de ex estrellas, como Faustino Asprilla y Freddy Rincón, para un partido en apoyo a las negociaciones de paz.

La cita deportiva respaldó los diálogos con las FARC (comunistas), convocada por organizaciones de izquierda y apoyada por la alcaldía del ex guerrillero Gustavo Petro.

En el capitalino Estadio de Techo, las "estrellas de la paz" ganaron 2-1 a los "astros de la paz"; sin embargo, el marcador fue lo menos importante. Así, con uniforme blanco y el lema "La paz nos mueve", los locales, entre los que también estaba el ex jugador Mauricio 'Chicho' Serna, acompañaron al antiguo atacante de la albiceleste, quien fue uno de los anotadores del partido (de penal).

Con unos 8 mil combatientes, según cifras oficiales, las FARC eran principal guerrilla de Colombia. A 16 meses de distancia del partido, la calma 'goleó' y las rebeldes depusieron las armas.