La protesta de un granjero ruso con su estadio de paja

El Zenit Arena sirvió como modelo para que un fan externara su molestia por el alto costo en la remodelación del recinto para el Mundial de 2018.

Ciudad de México

Un granjero ruso replicó el Zenit Arena de San Petersburgo con paja, en protesta por el alto costo en la reconstrucción del inmueble que albergará el Mundial en 2018.


El estadio rural, edificado en la localidad de Stavropol, tuvo un costo aproximado de 12 mil pesos, en contraste con los 720 millones de dólares de la obra para la máxima justa del futbol.


El agricultor Roman Ponomaryov ya le dio la vuelta al mundo con su obra, que utilizó 4 mil 500 bloques de paja para albergar a cerca de 300 aficionados en sus suaves gradas.

"Es bueno animar a las personas y crear un ambiente deportivo antes del Mundial", dijo Roman, sin olvidar el propósito de su proyecto; "era bastante extraño cómo el precio del estadio y su tiempo de construcción aumentaron".

Incluso, el Zenit ya le ofreció a Roman boletos tras la fabricación de su coloso casero.