Maradona se negó a declarar tras discusión con su novia

El ex astro argentino no quiso declarar ante las autoridades en Madrid después de la denuncia de una supuesta pelea con su novia Rocío Oliva en un hotel de la ciudad.

Diego Armando Maradona
Diego Armando Maradona (AFP )

MADRID, España

El ex futbolista argentino Diego Armando Maradona se negó a declarar ante la policía, mientras que su novia afirmó que no tenía nada que decir, tras ser citados después de la supuesta discusión que mantuvieron en un hotel madrileño, informó una portavoz policial.

Maradona y su pareja, Rocío Oliva, fueron citados a declarar ante la policía, después que por la mañana los agentes acudieran al hotel Mirasierra alertados por el personal por una supuesta discusión entre ambos.

"Maradona no quiso declarar", dijo esta portavoz policial, señalando que su novia se limitó a afirmar que "no tenía nada que decir".

La policía, que también interrogó al personal del hotel, ya ha cerrado el caso y enviado su informe al juzgado, según la misma fuente.

El juez será quien decida el siguiente paso, aunque, según la prensa española, es poco probable que vaya más allá si no hay denuncia ni parte de lesiones.

Los hechos ocurrieron en la mañana del miércoles cuando el personal del hotel, donde se alojaban Maradona y su pareja, oyó una fuerte discusión entre ambos, por lo que llamaron a la policía, relataron fuentes policiales.

Cuando los agentes y los servicios sanitarios llegaron al establecimiento, comprobaron que Maradona y su pareja "no presentaban lesiones y tampoco presentaron denuncias", por lo que todo se quedó en una discusión y la policía se retiró aunque citó a ambos a declarar.

Tras el revuelo que se formó, Maradona reaccionó en su cuenta personal de Facebook afirmando que "mi abogado Matías Morla se comunicó con las autoridades españolas. No hay ninguna denuncia y nadie le supo explicar el motivo de este show mediático".

"Estoy pasando por un gran momento, que la cuenten como quieran...", añadió el histórico ídolo argentino, que asistió al partido de ida de octavos de final de la Champions League entre el Real Madrid y el Nápoles, que perdieron los italianos por 3-1.

El astro argentino incluso bajó al vestuario de los jugadores del Nápoles para arengarlos antes del encuentro.