Costa es jugador del Chelsea y debe volver a las prácticas

Pese a sus deseos de querer abandonar el club para regresar al Atlético de Madrid, el equipo de la Premier aseguró que el delantero brasileño aún les pertenece y debe ir a los entrenamientos

Diego Costa, delantero de Chelsea
Diego Costa, delantero de Chelsea (Reuters )

Londres

El Chelsea ha reiterado este viernes que el delantero Diego Costa, quien busca dejar el club y regresar al Atlético de Madrid antes de que cierre el mercado de fichajes, "es futbolista del Chelsea y debe reincorporarse a los entrenamientos".

Costa, de 28 años, no entra en los plantes del técnico del conjunto inglés, el italiano Antonio Conte, que, supuestamente, le envió un mensaje de texto el pasado mes de junio, al término de la temporada 2016-2017, en el que le informaba de que tenía que buscarse un nuevo equipo.

Desde entonces, el delantero, con un sueldo en Londres de 150 mil libras a la semana -aunque ha sido multado en repetidas ocasiones en estos meses-, ha estado en Brasil, pero el club quiere que se incorpore cuanto antes a los entrenamientos.

"Nuestra posición está muy clara y no queremos decirlo más veces públicamente: hemos dicho que es jugador del Chelsea y que debe reincorporarse a los entrenamientos. Y ahí confiamos en dejar el tema", aseguró hoy un portavoz del vigente campeón de la Premier League.

En los últimos días, Costa ha expresado públicamente su deseo de abandonar el Chelsea y recalar en el Atlético de Madrid, y ha asegurado que el conjunto inglés le está tratando "como a un criminal".

"Es maravilloso. Prefiero reírme. Pero es maravilloso, de verdad", respondió Conte, muerto de risa, al ser preguntado este viernes por las declaraciones de Costa. "Pero les puedo decir que todos en el Chelsea saben lo que pasó el año pasado; está entrevista suya es muy divertida", añadió.

El abogado de Costa, Ricardo Cardoso, afirmó la pasada semana que la intención de su cliente era presentar la solicitud de traspaso y que no descartaba tomar acciones legales contra el Chelsea para forzar su marcha al Atlético.

El conjunto inglés, que pagó 32 millones de libras precisamente al Atlético por Costa en verano de 2014, pide entre 40 y 50 millones de libras por el jugador, un cantidad todavía muy distante de los 26 millones que ofrece el equipo de Diego Simeone.

De concretarse el fichaje, Costa no podría jugar la primera mitad de la temporada en el Atlético, que está sancionado por la FIFA hasta el mes de enero sin poder inscribir futbolistas, por lo que tendría que marcharse cedido a otro equipo.