Dortmund mantuvo su repunte con un 3-0 a Schalke

Pierre Aubameyang, autor de uno de los goles, junto a Marco Reus, también anotador, regalaron la postal del día por su peculiar festejo en el Signal Iduna Park

Pierre-Emerick Aubameyang y Marco Reus festejaron como Batman y Robin
Pierre-Emerick Aubameyang y Marco Reus festejaron como Batman y Robin (Reuters )

Dortmund

El Borussia Dortmund goleó hoy por 3-0 al Schalke en uno de los grandes clásicos de la Liga alemana y reencontró su mejor futbol en el mejor momento posible tras una pésima temporada en la que llegó a ser colista.

Los tardíos tantos de Pierre Aubameyang (78'), Henrik Mkhitaryan (79') y Marco Reus (86') premiaron el vendaval ofensivo de los locales durante todo el partido. La cuarta victoria consecutiva dejó al Dortmund noveno, separado ya por cinco puntos de zona de descenso.

El Schalke, rival del Real Madrid en octavos de final de la Liga de Campeones europea, se mostró impotente en todo el partido y perdió la oportunidad de subir a la tercera plaza para quedar sexto en la tabla.

"Eso fue el Borussia Dortmund, con todo incluido: fútbol, diversión y tensión por 90 minutos", celebró el técnico Jürgen Klopp tras el partido. "Fue una tarde maravillosa. Trabajamos para tener este resultado merecido".

El entrenador del Schalke, Roberto Di Matteo, pidió "disculpas" a sus hinchas por "un día difícil". "Fue una mala actuación de todos. También mía", dijo con autocrítica.

Los 80.000 hinchas en Dortmund vibraron ya desde los primeros minutos de partido al ver que su equipo mostraba por primera vez en toda la temporada y justo ante el archirrival el fútbol letal que lo hizo campeón alemán en 2011 y 2012 y subcampeón en 2013 y 2014.

Pero hubo que esperar al último cuarto de hora para que llegaran los goles. Aubameyang hizo su décimo tanto de la temporada a pase de Reus -ambos celebraron poniéndose máscaras de Batman y Robin- y un minuto más tarde Mkhitaryan desató la locura ganando la posición a Uchida.

El propio Reus redondeó la goleada robando el balón al arquero del Schalke, Timon Wellenreuther, hasta entonces el mejor de su equipo. La celebración eufórica de Klopp reflejó el estallido de alivio que sintieron muchos en Dortmund tras una temporada de pesadilla.

La derrota del Schalke permitió al Bayer Leverkusen subir a la cuarta plaza al vencer por 1-0 en casa al Freiburg, anteúltimo en la tabla.

Los locales no lograron repetir su gran actuación en la victoria por 1-0 ante el Atlético de Madrid en Liga de Campeones, pero se llevaron los tres puntos gracias a un gol de Simon Rolfes tras un veloz desborde de Karim Bellarabi por la derecha.

Los otros dos equipos que llegaban en puestos de descenso sí lograron puntuar en la jornada 23. El Hertha venció 1-0 al Augsburgo y quedó con un punto más que la zona de descenso, mientras que el Stuttgart empató frente al Hannover, pero sigue colista.

La fecha comenzó la noche del viernes con otra goleada del Bayern Múnich, que ganó 4-1 al Colonia. Los de Josep Guardiola ampliaron así momentáneamente a 11 puntos su ventaja en el liderato sobre el Wolfsburgo, que mañana juega en casa del Werder Bremen.