Beckham ya tiene lugar para construir su estadio

El condado de Miami-Dade aceptó la compra de un terreno para la construcción del recinto del ex futbolista inglés

David Beckham
David Beckham (Reuters)

Ciudad de México

El exastro del futbol inglés, David Beckham, se anotó un gol hoy luego de que el condado Miami-Dade aprobó la venta de un terreno que costará nueve millones de dólares y desarrollará un estadio de la Mayor League Soccer (MLS) en Miami

Miami Beckham United (MBU), el grupo de inversionistas creado por el exfutbolista para financiar el estadio, informó en un comunicado que al comprar la última parcela necesaria para el estadio marca "un hito en el camino para que la MLS le otorgue formalmente una franquicia a Miami".

La Comisión del Condado Miami-Dade votó 9-4 para vender la parcela necesaria en la zona de "Overtown", cerca del Río Miami en donde se planea construir el estadio con capacidad para 25 mil personas, pero sin estacionamiento, pues se plantea que los aficionados lleguen en transporte público y caminando.

El estadio es uno de los requisitos de la MLS para tener una franquicia de futbol en Miami y ha sido el principal obstáculo desde que Beckham lanzó su plan de tener una franquicia en esta urbe en febrero del 2014.

"Ahora es el momento para que la MLS nos ayude a entregar el equipo de futbol que la ciudad está esperando", añadió MBU, que ya había adquirido un 70 por ciento del terreno y con esta compra se completa el restante.

"Esperamos trabajar con la comunidad de Miami para llevar nuestra visión del barrio a una realidad", dijo MBU, al agradecer el apoyo de los comisionados.

La MLS deberá dar ahora el visto bueno al plan de MBU en las próximas semanas y se espera que el equipo de Beckham en Miami entre a la liga en el 2019 y que el estadio esté listo para el 2021. Se estima que el estadio tendrá un costo cercano a los 300 millones procedentes de fondos privados.

Beckham había sufrido para encontrar un lugar para su estadio. Primero propuso hacer el estadio en el Dodge Island, en el Puerto de Miami, pero la propuesta fue rechazada rápidamente tras la oposición de una línea de cruceros y un plan fantasma de remodelación del recinto portuario.

En un segundo intento se propuso un sitio a lado del American Airlines Arena, tomando parte del parque de los museos y una zona donde hoy sólo hay agua, pero el plan tampoco prosperó tras enfrentar la oposición de los residentes locales.

También fracasó la propuesta de construcción junto a Marlins Park al no poderse concretar la compra de propiedades en la zona. Hasta que por fin se pudo comprar las parcelas en el Overtown.