Goles de Benedetto, esenciales en el título de Boca

El ex delantero de América lleva 18 goles en el torneo argentino, a falta de dos partidos por disputarse, los cuales han sido fundamentales en la obtención del campeonato del equipo 'Xeneize'

Darío Benedetto, delantero de Boca Juniors
Darío Benedetto, delantero de Boca Juniors (Tomada de Twitter @BocaJrsOficial)

Ciudad de México

El delantero Darío Benedetto fue decisivo para la coronación de Boca Juniors como campeón argentino este martes al anotar 18 goles con un promedio similar al de Martín Palermo, artillero histórico 'xeneize'.

Benedetto, de 27 años, llegó a la institución de la Ribera a mediados de 2016, procedente del América de México, luego de una extensa trayectoria que comenzó en el modesto Arsenal de Sarandí y continuó por Defensa y Justicia y Gimnasia de Jujuy, antes de emigrar a tierras aztecas como jugador de los Xolos de Tijuana, en 2013.

Su llegada a Boca no estuvo exenta de polémica, porque no había sido uno de los refuerzos pedidos por el entrenador Guillermo Barros Schelotto y porque su ficha costó 5,5 millones de dólares, una cifra elevada para el mercado argentino.

El debut de Benedetto en el club de sus amores se produjo en las semifinales de la Copa Libertadores-2016. El conjunto auriazul fue eliminado sorpresivamente por el ecuatoriano Independiente del Valle, y no rindió en la función de extremo derecho.

Tras un flojo comienzo de torneo, el panorama empezó a cambiar en la cuarta fecha, cuando anotó tres goles en 18 minutos para un cómodo 4-1 sobre Quilmes cambiando silbidos y murmullos por aplausos y gritos de aliento.

- Ganarse a 'La 12' -

Le costó ganarse un lugar en el afecto de la popular 'Número 12', como se conoce a la hinchada de los boquenses. Tuvo lesiones y quedó relegado por el buen rendimiento que también mostró su reemplazante Walter Bou.

No obstante, Benedetto contó con el apoyo indiscutido de Barros Schelotto, que lo nominó públicamente como el "9" titular, y el delantero respondió con goles, muchos de ellos decisivos para triunfos fundamentales.

Conocedor de la historia de Boca, Barros Schelotto lo sostuvo y consideró en su momento que "la comparación con (Martín) Palermo no es buena para Darío. A Palermo también lo criticaron en sus comienzos en Boca".

Finalmente, tras la salida de Carlos Tevez al futbol chino, y en medio de un bajón en el nivel general del equipo, fue Benedetto el encargado de sostener la ilusión de Boca en el tramo final del torneo, a fuerza de goles, con definiciones certeras o cargadas de potencia, al estilo del 'Titán' Palermo, al que siempre consideró su ídolo como futbolista.

Aún cuando debió soportar más de un trago amargo, Benedetto se aferró siempre a su convicción y a su afecto por la camiseta, y mientras suenan los rumores sobre una posible transferencia al futbol europeo, recuerda lo que dijo hace meses: "Cuando decidí volver, supe con qué me iba a encontrar. Sé que no me equivoqué cuando decidí venir a Boca".