Madrid abre la Champions con ‘hat-trick’ de Cristiano

Ronaldo comandó el cuatro a cero sobre el Shakhtar Donetsk con tres golpes en el Santiago Bernabéu

Cristiano Ronaldo marcó triplete en su debut 2015-16 de Champions
Cristiano Ronaldo marcó triplete en su debut 2015-16 de Champions (Reuters})

Madrid, España

El Real Madrid, con un triplete de Cristiano Ronaldo, inició su andadura en Champions League 2015-2016 con un 4-0 en casa sobre el Shakhtar Donetsk, en la primera jornada del grupo A, en un partido en el que el galés Gareth Bale tuvo que ser sustituido a la media hora de juego por lesión.

El francés Karim Benzema puso por delante al equipo blanco en el minuto 30; en la segunda mitad, el portugués Cristiano Ronaldo distanció a los locales transformando dos penales (55' y 63') y firmando el cuarto en el 81'.

No fue un encuentro vistoso, ni mucho menos, a pesar de lo que pueda sugerir el resultado. El partido no tuvo ningún ritmo de Liga de Campeones y casi pareció más un amistoso de pretemporada.

El Real Madrid y el Donetsk firmaron un pacto de no agresión, según pareció, y todo transcurrió con una placidez insólita para un duelo de alto nivel. Además, el conjunto de Rafael Benítez apenas encontró brillo individual en sus estrellas, más allá de la voracidad habitual de Cristiano Ronaldo.

Por supuesto, el Real Madrid tuvo las mejores ocasiones, aunque no fueron demasiadas en la primera parte. El primer gol llegó a los 30 minutos y contó con un enorme regalo de Pyatov. El arquero visitante erró clamorosamente en su salida y el balón quedó franco para que Benzema marcara sin oposición con la posterior desesperación del autor de la concesión.

El Real Madrid no hizo mucho más durante una primera mitad que le dejó heridos: Gareth Bale se retiró a los 28 minutos con molestias musculares y en el descanso se marchó Raphael Varane a la enfermería. El equipo blanco está teniendo muchos lesionados en este comienzo de temporada.

El comienzo de la segunda parte ofreció dos noticias lamentables para el Donetsk. Primero, se quedó con diez jugadores por la expulsión de Taras Stepanenko por dos tarjetas amarillas. Y a los 55 minutos, el árbitro croata Ivan Bebek pitó un penal a favor del Real Madrid por una supuesta mano de Srna que no existió. Marcó Cristiano Ronaldo y ahí acabó el choque.

El equipo blanco necesitó muy poco para asegurar el triunfo. Le bastaron dos regalos -uno de Pyatov y otro del árbitro- para solucionar un duelo muy plano y extrañamente desapasionado.

Pero el encuentro le reservó otra lesión más al Real Madrid, que a los 59 minutos perdió a Sergio Ramos. El español aguantó unos minutos sobre el césped tras la entrada que propició la expulsión de Stepanenko, pero no pudo aguantar. Se fue con molestias en el hombro.

El único interés del encuentro se centró en ver cuántos goles más era capaz de hacer el Real Madrid ante un equipo en inferioridad física y anímica.

Al Donetsk todavía le quedaban ganas de seguir regalando y esta vez fue Azevedo quien colaboró con los locales al hacer un penal a los 63 minutos por cortar un balón con la mano. Esta vez sí fue. Cristiano Ronaldo repitió lanzamiento y éxito final.

La noche quedó para la gran estrella blanca. Si el sábado hizo cinco goles al Espanyol, hoy añadió otros tres para su colección particular. Completó el "hat-trick" a los 81 minutos tras un disparo de Marcelo, un rechace al centro de Pyatov y el remate final de cabeza del portugués.

Así concluyó el debut del Real Madrid en Liga de Campeones, resuelto con más goles que futbol y tres tantos de Cristiano Ronaldo, para quien no existen noches de trámite.