No hubo corrupción de árbitros en Copa de Oro: Concacaf

El organismo rector del futbol en Norte, Centroamérica y el Caribe concluyó que los errores arbitrales que ayudaron a México a ganar la Copa de Oro del año pasado no fueron mal intencionados

Valentin Pimentel, de Panamá, reclamó al árbitro Mark Geiger
Valentin Pimentel, de Panamá, reclamó al árbitro Mark Geiger (AP)

NUEVA YORK, Estados Unidos

La CONCACAF concluyó que los errores arbitrales que ayudaron a México a ganar la Copa de Oro del año pasado no fueron mal intencionados ni tuvieron que ver con amaño de partidos.

El organismo rector del fútbol en Norte, Centroamérica y el Caribe encargó una investigación sobre el desempeño de sus árbitros en la Copa de Oro después que México superó a Costa Rica en cuartos de final, y Panamá en semifinales, con la ayuda de tres cuestionables penales.

El presidente de la federación panameña de fútbol, Pedro Chaluja, llegó a decir que el encuentro por semifinales "fue amañado", después que el árbitro estadounidense Mark Geiger pitó un penal que permitió a México empatar 1-1 a los 88 minutos, y otro en tiempo extra que dio el triunfo al "Tri". México fue beneficiado por otro cuestionable penal pitado por el guatemalteco Walter López para superar 1-0 a Costa Rica en el último suspiro del tiempo extra de los cuartos de final.

"La CONCACAF no encontró evidencia clara y convincente de amaño de partidos o de un esfuerzo intencional para afectar los resultados de los partidos de la Copa Oro 2015", indicó el organismo el miércoles en un comunicado.

"Cada una de las decisiones durante los cuartos de final y las semifinales de la Copa Oro 2015 podría atribuirse a errores simples, errores de posicionamiento, y/o falta de concentración", agregó.

Señaló que los árbitros admitieron sus errores, y que es posible que "los recientes conflictos laborales del grupo de árbitros y las disputas internas" hayan sido una distracción para los oficiales.

El organismo determinó que el proceso de nombramiento de árbitros necesita ser reformado para que esté de acuerdo con las pautas establecidas por la FIFA.