El Barcelona expresa su apoyo a Messi y su familia

Después de conocer la condena de 21 meses de cárcel que la fiscalía busca para el argentino, el club español externó su respaldo al delantero

El Barcelona externó su apoyo para Lionel Messi
El Barcelona externó su apoyo para Lionel Messi (Reuters)

Barcelona, España

El Barcelona ha reiterado su apoyo a Leo Messi, a su padre Jorge y a toda su familia después de conocer hoy que el Supremo ha confirmado la condena a 21 meses de cárcel por delito fiscal que la Audiencia de Barcelona impuso al futbolista y a 15 a su padre.

Según ha declarado el portavoz de la entidad azulgrana, Josep Vives, el presidente del club, Josep Maria Bartomeu, se ha puesto en contacto con la familia del jugador para trasladarle este apoyo.

"La familia se ha mostrado muy agradecida, ya no sólo por el gesto de hoy, sino por el apoyo que han recibido el jugador y la familia por parte del club a lo largo de todo este proceso. El club, obviamente, seguirá apoyando tanto a Leo Messi como a su padre y a su familia", ha asegurado Vives.

La Sala de lo Penal del Supremo considera a Leo Messi y a su padre culpables de tres delitos contra la Hacienda Pública por haber defraudado 4,1 millones de euros obtenidos de la explotación de los derechos de imagen del delantero. Los delitos fueron cometidos entre 2007 y 2009 mediante un entramado de sociedades interpuestas.

La rebaja de la condena a Jorge Messi obedece a que devolvió a Hacienda parte del dinero defraudado. Esta atenuante ya fue aplicada al futbolista por la Audiencia de Barcelona, y ahora el Supremo señala que también debe ser aplicada al padre, que ha sido castigado como cooperador necesario.

Además de la pena a prisión, la condena incluye multas de 2 millones de euros al futbolista y de 1.395.000 euros a su padre, es decir, rebaja en unos 100.000 euros la multa impuesta por la Audiencia de Barcelona a Jorge Messi.

La sentencia no implicará el ingreso de los Messi en prisión con casi total seguridad, ya que habitualmente el internamiento en la cárcel, cuando se trata de condenas inferiores a los dos años, es suspendido por parte del tribunal que firma la sentencia, mientras no se incurra en otros delitos.