José Mourinho regresa a Stamford Bridge

El técnico luso vuelve luego de 10 meses de su despido en el Chelsea

José Mourinho regresará a Stamford Bridge
José Mourinho regresará a Stamford Bridge (Reuters)

Londres

Algo más de diez meses después de su salida del Chelsea por la puerta de atrás, el portugués José Mourinho vuelve este domingo a sentarse en el banquillo del estadio de Stamford Bridge.

Sin embargo, el técnico luso lo hará en el banquillo visitante, defendiendo los intereses del Manchester United, el que es su club desde el pasado mes de mayo.

Mourinho, de 53 años, el entrenador más laureado en la historia del Chelsea -tres títulos de la Premier League, una FA Cup, una Community Shield y tres Copas de la Liga- y una figura reverenciada por los aficionados 'Blues', jugará por primera vez como visitante en Stamford Bridge en la liga inglesa.

El autodenominado 'Special One' ya había estado en el barrio londinense de SW6 con otro equipo que no fuera el Chelsea: en 2010 con el Inter de Milán en la Liga de Campeones (victoria 0-1), pero nunca antes en la Premier League.

Mourinho, autor de algunas de las celebraciones más reconocidas y polémicas de los últimos años, ha prometido que controlará sus emociones y que si su equipo marca no lo celebrará "como un niño loco".

"Tengo la madurez suficiente para controlar mis emociones", dijo en la rueda de prensa previa al encuentro. "¿Si lo celebraré como un niño loco si mi equipo marca? No. ¿Voy a reaccionar mal si el público me dice algo negativo? No, tampoco", prosiguió un visiblemente calmado 'Mou'.

"Cuando los entrenadores dejan los clubes, a veces les gusta 'airear los trapos sucios', es decir hablar y hablar y hablar de lo que sucedió. Yo dejo los clubes de buenas maneras. Lo di todo en ellos y quiero guardar los buenos recuerdos. Y de mi tiempo en el Chelsea tengo muchísimos", comentó.

"Lo demás no lo olvido, pero prefiero mantenerlo para mí", subrayó el portugués. "¿Que qué espero de los hinchas? No lo sé. Pueden recordar la buena relación que tuvimos y recibirme bien o pueden mirarme y decir: 'Durante 90 minutos es el técnico del Manchester United; está jugando contra nosotros y no le queremos'. Sea lo que sea, yo siempre les respetaré", indicó.

Mourinho, dos veces contratado y dos veces despedido por el magnate Roman Abramovich, el dueño del club, aseguró que la relación con el oligarca ruso nunca fue de amistad, sino de "dueño-entrenador".

"Fue una relación muy respetuosa, pero nunca fue mi amigo. No éramos muy cercanos. Era una relación de dueño-entrenador, nada más", explicó.

Tras su primera salida del club, en 2007, Mourinho regresó en junio de 2013 como un héroe a Stamford Bridge, después de haber dirigido a dos grandes de Europa como Inter de Milán y Real Madrid.

Después de una primera temporada en la que los 'Blues' fueron terceros, a cuatro puntos del campeón, el Manchester City, en su segundo curso dominaron ampliamente la competición, coronándose campeones de la Premier a falta de tres jornadas.

Sin embargo, en la campaña que se presumía iba a ser la de la consagración del proyecto, la tercera, el técnico abandonó el club en diciembre, por la puerta de atrás, después de un inicio aciago en lo deportivo y tras haber acumulado multas, sanciones, suspensiones y mucha polémica.

Las nueve derrotas en 16 partidos de liga, la temprana eliminación en la Capital One Cup a manos del Stoke y los rumores sobre un vestuario fragmentado colmaron la paciencia de Abramovich apenas cuatro meses después de iniciar la temporada.

'The Special One' se fue de los 'Blues' por segunda vez sin conseguir el principal objetivo que le marcó el dueño a su llegada en 2013: ganar la Liga de Campeones.

Ahora, diez meses después de su sonada marcha, Mourinho regresa a Stamford Bridge, la que fue su casa durante tantos años y donde todavía se encuentran pancartas y banderas dedicadas a él. Pero lo hace la camiseta del acérrimo rival, el Manchester United.