Carles Puyol, una vida sin límites

En conferencia de prensa, el ex jugador habló de su pasado como futbolista y comentó las razones del éxito que le llevó a figurar dentro de los primeros planos con el Barcelona

Carles Puyol, ex jugador profesional
Carles Puyol, ex jugador profesional (Imago7)

Ciudad de México

Para el cierre del foro World Of Business Ideas, Carles Puyol impartió una conferencia masiva, en la que destacó las razones de su éxito; el antiguo zaguero del Barcelona volvió en el tiempo y retomó para el público momentos clave y personas cruciales dentro de su trayectoria. El ex futbolista externó su agradecimiento por México, país que ha visitado un par de veces en este año y del que se siente identificado: "La gente es una maravilla, me han tratado como en casa".

"A mi padre no le gustaba el futbol, yo crecí admirando este deporte, sin saber que años más tarde me daría la posibilidad de ser alguien. Siempre supe de todas mis limitantes, de que me costaba, pero la actitud, el empeño y la ilusión, me hicieron mantenerme firme. Es mejor mensaje que puedo dar, no hay límites cuando un sueño está en la mente".

Existe un porqué sobre el que fuera su estilo de juego, entregado, en el que no daba un balón por perdido, y Carles lo comentó en público: "Era una forma de vida; todo el tiempo en el Barcelona, cada juego, cada final, traté de darlo todo, de no quedarme con algún pendiente, era mi forma de mostrar agradecimiento a los que me llevaron, a los que confiaron, de ser recíproco por todo lo que pude vivir, gozar y sufrir ahí".

Sobre el Barcelona multicampeón de Pep Guardiola y las claves del éxito de aquel equipo, Puyol consideró que: "De algún modo, esa intensidad que comenzaba en la defensa, se contagió a la media y al ataque, además del enorme talento de futbolistas como Xavi, Iniesta o Messi; a mi consideración, fue el pelear desde arriba, no dar por perdida ninguna pelota, lo que llevó a ganarnos todo lo que conseguimos juntos".

Y del presente del cuadro que ahora comanda Luis Enrique, Puyol considera que las comparaciones sobra, que los tiempos son distintos y que no es justo equiparar aquello que no es igual; sin embargo, dedicó algunas palabras para la versión actual del Barcelona: "Soy fanático del club, disfruto de todo lo bueno que se hace por allá, y justo ahora, me parece que han tenido un pequeño ascenso en su nivel; hay posibilidades amplias de que terminen campeones en Liga, en Champions, hay que esperar".

Uno de los mejores socios de Puyol, sin duda fue Rafael Márquez, con quien compartió créditos por más de siete años en la zaga, por lo que dirigió algunas palabras al también capitán de la selección mexicana: "Tuve muchos compañeros en mi etapa con el Barcelona, pero Rafa fue quizás uno de los que más le aprendí; fueron muchos años, ganamos y perdimos bastante. Había conexión".

Del mejor recuerdo que atesora en su carrera como futbolista, en más de 14 años en las canchas, Puyol mencionó la conquista de las dos Champions League (2006 y 2011), así como la Eurocopa del 2008 y la Copa del Mundo en Sudáfrica, en 2010: "Lo de la selección española fue algo tremendo, un éxito forjado de inicio a fin por Luis Aragonés y que Vicente del Bosque logró catapultar; todo cambió para bien para nosotros, cuando Xavi tomó el control".

Pese a la enemistad que siempre se le asoció con Cristiano Ronaldo, y para cerrar la tertulia, Puyol habló del portugués: "Tiene un mérito muy grande, lleva años a máximo nivel, peleando por los primeros puestos a nivel mundial; le ha dado al Real Madrid bríos nuevos, pero no se puede comparar con lo que hace Messi, no tienen las mismas condiciones".