Cinco candidatos y dos favoritos al trono de FIFA

Salman bin Ibrahim al Jalifa y Gianni Infantino disputan una carrera codo con codo por lograr la mayoría de los 209 votos que decidirán quién ocupará los próximos cuatro años el puesto más poderoso del deporte mundial.

Logo de la FIFA en su sede en Zúrich
Logo de la FIFA en su sede en Zúrich (Reuters)

ZÚRICH, Suiza

Cincos candidatos aspiran al trono de la FIFA (Federación Internacional de Fútbol Asociado) en la votación del 26 de febrero en Zúrich, pero dos son los grandes favoritos.

Salman bin Ibrahim al Jalifa y Gianni Infantino disputan una carrera codo con codo por lograr la mayoría de los 209 votos que decidirán el Congreso de FIFA quién ocupará los próximos cuatro años el puesto más poderoso del deporte mundial.

El jordano Ali bin Al Hussein, el francés Jerome Champagne y el sudafricano Tokyo Sexwale no parecen contar con opciones, aunque sus apoyos pueden resultar clave en la lucha final entre los dos favoritos.

¿Pero quiénes son estos cinco hombres que aspiran a sentarse en el despacho presidencial de una organización con la imagen arrasada por la corrupción pero las arcas llenas con más de mil millones de dólares de reservas?

SALMAN BIN IBRAHIM AL JALIFA

Nacido el 2 de noviembre de 1965, el jeque Salman fue presidente de la Federación de Fútbol de Bahréin hasta que en 2013 pasó a hacerse cargo de la Confederación Asiática de Fútbol.

Miembro de la familia real de Bahréin, aboga por no cumplir un papel ejecutivo si es elegido presidente y ampliar el número de participantes en el Mundial, aunque no dio una cifra.

Planea convertir la FIFA en una organización profesional y no política, "enfocada en el desarrollo del fútbol y el fortalecimiento de las federaciones" con medidas que incluyan un incremento significativo del gasto.

Restructurar supone también involucrar en la toma de decisiones a otros actores, como clubes, ligas, jugadores, gobiernos, patrocinadores y fans.

Grupo de derechos humanos, sin embargo, aseguran que estuvo involucrado en el arresto y posible tortura de jugadores que participaron en las protestas prodemocráticas de 2011 en Bahréin. El jeque niega las acusaciones.

Se espera que obtenga la mayoría de los 46 votos de Asia y recibió el apoyo expreso del comité ejecutivo de la Confederación Africana, que reúne a otras 54 federaciones.

GIANNI INFANTINO

Gianni Infantino nació en Suiza el 23 de marzo de 1970 y es el candidato de la poderosa y rica Europa, donde hay cinco de los ocho campeones mundiales.

Entró en la UEFA (Unión Europea de Fútbol Asociado) en 2000 y es su secretario general desde 2009. Infantino se convirtió en el candidato de la confederación cuando fue obvio que las sanciones de FIFA impedirían presentarse al presidente, Michel Platini.

Aprendió a la sombra del francés y tiene el apoyo de UEFA, pero también molestó a los clubes con su propuesta de ampliar a 40 equipos el Mundial con la excusa de que el torneo es "la herramienta más poderosa para promocionar el fútbol en el mundo".

Miembro de la comisión de reformas, el suizo respalda el paquete de medidas que debe aprobarse en el Congreso. Esta reforma es uno de los tres pilares de su manifiesto, junto a democracia y participación, y desarrollo.

Infantino aboga por más dinero para las federaciones y las confederaciones. Hasta cinco millones de dólares más para programas de desarrollo a las asociaciones nacionales y hasta 40 millones para las confederaciones a lo largo de periodos de cuatro años.

Al igual que Al Jalifa, el suizo es considerado un hombre del viejo sistema, ya que aprendió el oficio de Platini, quien a su vez lo aprendió de Joseph Blatter, el jefe saliente y también suspendido por sospechas de corrupción.

Además de la mayoría de los 53 votos europeos, Infantino tendrá un amplio apoyo entre los 35 de Concacaf y los 10 de Conmebol.

PRÍNCIPE ALÍ BIN AL HUSSEIN

El príncipe Ali Bin Al Hussein de Jordania nació el 23 de diciembre de 1975. Es presidente de la federación jordana desde 1999 y fundador del proyecto de desarrollo del fútbol en Asia. También fue miembro del comité ejecutivo de FIFA entre 2011 y 2015.

Ali fue apoyado por la UEFA en la elección del año pasado frente a Blatter y logró llevar la votación a una segunda vuelta, aunque renunció antes de que se produjera ante la obviedad de su derrota.

Con Infantino en la carrera, sus posibilidades se han reducido mucho.

Como los otros, el jordano apoya incrementar el número de participantes en el Mundial, aunque tampoco da cifras. Además, quiere que el torneo se haga en países que "cumplan con los estándares internacionales en la seguridad de los trabajadores y los derechos laborales".

Se considera un "candidato sin influencias externas" y aseguró que, en caso de ganar, publicará íntegramente el llamado "Informe García" sobre la investigación del polémico proceso de adjudicación de los Mundiales de Rusia 2018 y Qatar 2022.

JEROME CHAMPAGNE

Nacido el 15 de junio de 1958, el francés Jerome Champagne ocupó diversos roles en FIFA, desde consejero de Blatter a vicesecretario general, hasta que fue despedido fulminantemente en 2010 después de 11 años en la casa.

También fue jefe de protocolo de la Copa del Mundo de 1998. En la actualidad se desempeña como consultor para federaciones futbolísticas con conflictos políticos como Palestina o Kosovo.

Champagne fue un protegido de Blatter, al que nunca ha criticado, hasta su despido. Dos años después, publicó un manifiesto, "FIFA en el siglo XIX", en el que proponía reformas para terminar con los desequilibrios del fútbol.

Diplomático de carrera, el francés es muy crítico con la UEFA y las grandes ligas europeas, a la que acusa de fomentar la concentración de la riqueza. Por eso, quiere crear una FIFA fuerte que redistribuya.

Champagne se opone a incrementar las 32 plazas del Mundial, pero propone que se debata su distribución entre los continentes.

TOKYO SEXWALE

Tokyo Sexwale, nacido el 5 de marzo de 1953, es un antiguo luchador contra el apartheid en Sudáfrica que compartió prisión con el líder Nelson Mandela antes de convertirse en ministro y empresario de la industria minera.

Su relación con el fútbol viene a través de FIFA, donde es miembro de la comisión contra el racismo y la discriminación y presidente del comité encargado del conflicto entre Israel y Palestina.

Como hombre de negocios, Sexwale aboga por permitir la publicidad en las camisetas de las selecciones. "Hay espacio ahí para millones de dólares que irían directos a las arcas de las federaciones", advirtió.

Sin embargo, sus opciones se consideran prácticamente nulas, ya que aunque promueve con especial énfasis la inversión en África, ni siquiera logró el apoyo de la confederación del continente.