Canadá, con infraestructura para albergar el Mundial

Con una de las economías más estables del mundo y cuatro estadios con los requisitos que pide la FIFA, la nación de la hoja de maple tiene lo necesario para albergar juegos de la Copa del Mundo 


Estadio BC Place de Vancouver
Estadio BC Place de Vancouver (Vancouver Whitecaps)

Ciudad de México

México, Estados Unidos y Canadá presentaron su candidatura conjunta para el Mundial 2026, el primero que contaría con 48 selecciones, de acuerdo al plan que tiene pensado Gianni Infantino, presidente de la FIFA.

De ganar la sede, Canadá tendría su primer Copa del Mundo en su historia, presentándose como su gran oportunidad para demostrar que es capaz de organizar eventos deportivos de esta magnitud.

Miembro del G8 –el grupo de los ocho países con las economías más industrializadas del planeta- este país cuenta con la infraestructura necesaria para albergar los diez juegos que se planea que tengan en su territorio.

Sus extensos depósitos de combustibles fósiles así como su generación de energía hidroeléctrica y nuclear hacen de la nación de la hoja de maple una de las más estables en el mundo.

A esto se le suman su riqueza en recursos naturales y sus relaciones comerciales, en especial con los países con los que comparte la candidatura mundialista.

A esta fortaleza económica se le suman cuatro estadios con los requisitos exigidos por la FIFA para albergar juegos de esta índole. Tan sólo el Estadio Olímpico de Montreal (con capacidad para 66 mil 308 aficionados) se perfila como el principal inmueble del país para recibir la mayor cantidad de partidos.

El Commonwealth Stadium, que puede recibir a56 mil 302 seguidores en Edmonton, el Estadio BC Place de Vancouver, con aforo para 54 mil 400 personas, y el Rogers Centre de Toronto, con capacidad para albergar hasta 52 mil 230 fanáticos, son los otros tres recintos que Canadá tiene a su disposición para este certamen.

Además, el país tiene excelentes vías de transporte y una red de carreteras pavimentadas con 415 mil 600 kilómetros de longitud en el país, las cuatro ciudades que podrían ser sedes cuentan con su propio aeropuerto internacional; Vancouver, Montreal y Toronto se encuentran conectadas por redes ferroviarias; mientras las últimas dos cuentan con la vía marítima como un medio de transporte.