Borussia Dortmund golea al Legia en Champions League

Con un triplete de Reus, doblete de Kagawa y tantos de Ousmane Dembele, Nuri Sahin y Felix Passlack, los teutones derrotaron 8-4 al Legia de Varsovia

Borussia Dortmund golea al Legia de Varsovia
Borussia Dortmund golea al Legia de Varsovia (Reuters)

Dortmund, Alemania

En un insólito festival de goles, el Borussia Dortmund se consolidó como líder del Grupo F de la Liga de Campeones del fútbol europeo al derrotar hoy por 8-4 al Legia Varsovia en un partido de la quinta jornada de la fase de grupos.

Ya clasificado para la siguiente fase, el conjunto alemán aprovechó la debilidad de su rival para imponerse con un doblete de Shinji Kagawa, un triplete Marco Reus y tantos de Ousmane Dembele, Nuri Sahin y Felix Passlack. Con un empate en la próxima fecha ante el Real Madrid, el Dortmund ganará la zona.

El atípico encuentro se asemejó más a un amistoso a beneficio entre ex estrellas que a un partido de Liga de Campeones. Y los doce goles que anotaron entre ambos equipos se convirtieron en un nuevo récord para la competición.

Con algunas bajas de sus hombres habituales, el Borussia Dortmund saltó al campo a ritmo lento, como si supiera que en cuanto acelerara podía marcar diferencias.

Sin embargo, en la lluviosa noche del Signal Iduna Park, que igual no impidió que más de 55.000 espectadores se acercaran al estadio, fue el Legia el que se acomodó primero en el campo y aprovechó el exceso de confianza del equipo alemán.

Tras un pelotazo que parecía sencillo para el despeje de Marc Bartra, Vadis Odjidja anticipó al defensa español y cedió al medio para que Aleksandar Prijovic anotara un golazo con la parte exterior de su pie derecho.

El gol del Legia resultó un despertador para el Dortmund, que marcó tres tantos en cuatro minutos para reencausar el partido. Los dos primeros tuvieron a los mismos protagonistas, con idéntica fórmula: asistencia de Ousmane Dembele para el japonés Shinji Kagawa, que primero definió de cabeza y un minuto después lo hizo con un zurdazo.

Casi de inmediato, Sahin aumentó al sacar provecho de un grosero error del portero Radoslaw Cierzniak, que en su intento de rechazar con los puños dirigió la pelota al pecho del mediocampista turco, y el rebote salió directo al arco.

La ráfaga del conjunto de Tuchel parecía sentenciar el juego. Sin embargo, las desconcentraciones defensivas continuaron y el Legia llegó al descuento e, incluso, estuvo a punto de empatar.

Primero, Bartosz Bereszynski desbordó por la derecha y cedió para Prijovic, que definió de derecha y de primera para dejar sin opciones al arquero Roman Weidenfeller, reemplazante del lesionado Roman Bürki.

Cuatro minutos después, Prijovic tuvo la ocasión de lograr su "hat-trick" con un toque sobre la cabeza del portero alemán, pero el travesaño devolvió el envío.

El problema para el Legia fue que del posible empate llegó el cuarto gol local. En un rápido contragolpe, Dembele volvió a dejar expuestas las limitaciones de la defensa polaca al filtrarse en el área y definir con un remate que Cierzniak no pudo desviar.

No se habían cumplido 30 minutos y la voracidad ofensiva del Dortmund había hecho posible algo impensado: seis goles, cuatro en el arco rival y dos en la portería propia.

Estaba claro que los ataques habían superado a las defensas, por lo que los jugadores locales se agruparon en la celebración del gol y se dieron una arenga especial, probablemente para evitar nuevas desconcentraciones en la última línea.

La charla pareció tener efecto inmediato porque una magnífica jugada colectiva terminó en el quinto gol cuando se jugaban 32 minutos. Marco Reus, en el borde del área menor, resolvió una maniobra que había tenido buenos aportes de Sahin y Kagawa.

Para Reus fue su primer tanto de la temporada, ya que no jugaba desde mayo por una lesión en el talón y una pubalgia. Hoy Tuchel lo colocó como titular y le dio la capitanía.

A pesar de la ventaja, el partido continuó tan abierto como en la primera mitad, con dos defensas que regalaban insólitos espacios a los atacantes.

Por eso, un desborde de Dembele terminó en un nuevo gol de Reus, que llegó a definir en el área menor, casi en la misma posición que en el tanto anterior.

Pero una nueva desconcentración del fondo local posibilitó otro descuento del Legia, esta vez aprovechado por Michal Kucharczyk.

Los ingresos de Pierre-Emerick Aubameyang y André Schürrle le dieron un nuevo brío al ataque del Dortmund, que estuvo cerca del séptimo tanto con un remate del goleador gabonés que pegó en el palo.

Claro que el tanto no tardó en llegar cuando Passlack recogió un rebote del arquero visitante ante un disparo de Schürrle y cabeceó al gol.

No fue lo último: otro regalo defensivo del equipo de Tuchel permitió el cuarto gol visitante, esta vez a través del ingresado Nemanja Nikolic con un tiro ajustado al palo.

Para cerrar la noche, Reus consiguió su "hat-trick" con un afortunado remate que se desvió en un defensa y se metió entre las piernas de atribulado arquero Cierzniak.

Tras el festival de goles y gracias a los tres puntos, el Dortmund mantuvo los dos puntos de ventaja sobre el Real Madrid, por lo que le bastará un empate en el Bernabéu para quedarse con la zona.