Foued Kadir es denunciado por amenazas a su pareja

La denuncia fue presentada en el Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 2 de Sevilla

El extremo izquierdo enfrentará una segunda demanda por violencia a su pareja.
El extremo izquierdo enfrentará una segunda demanda por violencia a su pareja. (Tomada de la página oficial del Betis)

Sevilla

 La pareja del futbolista del Real Betis Foued Kadir ha presentado esta tarde una nueva denuncia contra él, en este caso por presuntas amenazas, después de que el juez del Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 2 de Sevilla denegara una orden de alejamiento contra el jugador por una denuncia anterior.

Fuentes de la investigación han dicho a Efe que la mujer se ha personado esta tarde en la comisaría de la Policía Nacional de la localidad sevillana de San Juan de Aznalfarache, en la que ha interpuesto esta segunda denuncia en la que refleja presuntas amenazas vertidas por el jugador francoargelino hacia ella.

La denuncia ha sido presentada en la citada localidad al estar domiciliada la pareja en el vecino municipio de Bormujos, en el extrarradio de la capital sevillana.

Las mismas fuentes han indicado que la nueva denuncia será tramitada mañana, domingo, ante el juez de guardia, que decidirá sobre la misma.

La primera denuncia se refiere a una presunta violencia psicológica y, en relación con ella, el juez del Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 2 de Sevilla ha denegado la orden de alejamiento contra el futbolista del Betis solicitada por su pareja.

Según ha informado el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA), el juez ha adoptado esta decisión al considerar que en este momento "no hay situación de riesgo para la víctima".

Así lo ha entendido también la fiscal de la causa, según un comunicado del TSJA.

Tras estudiar la denuncia presentada por presunta violencia psicológica y escuchar en la tarde del viernes las declaraciones de Kadir y de la denunciante, el juez considera que los hechos relatados y conocidos constituyen "una situación de conflictividad en la pareja y no revisten la gravedad necesaria que aconsejan medidas cautelares penales o civiles".

A partir de ahora, será el Juzgado de Violencia sobre la Mujer número 4 de Sevilla el que siga investigando los hechos para ver si hay un presunto delito penal o la causa es archivada, al ser el que recibió la primera denuncia contra el jugador el pasado 9 de agosto, sin que entonces su pareja pidiera medida de protección alguna.