Barça retira recurso contra sanción de la UEFA

La directiva del equipo blaugrana retiró la demanda que interpuso en el TAS sobre los aficionados culés tras mostrar banderas independentistas durante la Champions

Las banderas independentistas durante un partido del Barcelona en la Champions
Las banderas independentistas durante un partido del Barcelona en la Champions (AFP)

Barcelona, España

El FC Barcelona ha decidido abandonar un recurso contra las sanciones impuestas por la UEFA por la exhibición de banderas independentistas catalanas en su estadio, indicaron este lunes el club y el organismo rector del futbol europeo, que revisará sus normas sobre signos políticos.

El equipo catalán recibió en junio una sanción de 150 mil euros por la exhibición de dichas banderas en el Camp Nou durante varios partidos de la Liga de Campeones la pasada temporada. Poco después, el club anunció que recurriría la multa, por considerarla "totalmente injusta y contraria al ejercicio de la libertad de expresión".

En un comunicado, la UEFA anunció este lunes que finalmente "el FC Barcelona ha retirado su recurso al TAS", el Tribunal Arbitral del Deporte, con sede en Lausana (Suiza), respecto a la sanción decidida por la exhibición de 'esteladas' en dos partidos de la Liga de Campeones en noviembre de 2015.

La "estelada", como se conoce esta bandera formada por un triángulo azul con una estrella blanca sobre nueve franjas amarillas y rojas, se ha convertido en los últimos años de auge independentista en Cataluña en un símbolo habitual de la afición azulgrana.

El conjunto dirigido por Luis Enrique confirmó en un comunicado fechado en Barcelona que "desiste del recurso interpuesto ante el Tribunal Arbitral del Deporte", al reconocer que "actualmente hay poco margen para que los órganos disciplinarios se aparten de las normas que (...) establecen la prohibición de la difusión de mensajes de naturaleza política en los partidos de futbol".

Actualmente, la UEFA contempla en su reglamento sanciones por "utilización de símbolos, actos o cánticos que no se ajusten al marco de un evento deportivo, en particular mensajes de naturaleza política, ideológica, religiosa, ofensiva o provocadora".

Sin embargo, la UEFA anunció que revisará esta normativa, al reconocer que "las reglas de esta naturaleza no 'están grabadas en piedra'", por lo que "pueden, y deben evolucionar para reflejar la naturaleza de la sociedad en la que vivimos".

Por ello, el organismo rector del futbol europeo añade que "pondrá en marcha un Grupo de Trabajo, en el que participarán los clubes y las federaciones nacionales, con el objetivo de poder revisar el marco jurídico disciplinario proponiendo las recomendaciones apropiadas".

La junta directiva del Barça dijo por ello en el comunicado que "valora muy positivamente el acuerdo con la UEFA", que a su juicio "significa el final de un conflicto y el reconocimiento del derecho a la libertad de expresión de sus socios y aficionados, a los que siempre ha defendido el Club".