Reencuentro después de la tragedia: Chape vs. Atlético

El Arena Condá será testigo del emotivo duelo en donde se disputará la Recopa Sudamericana, un partido en el que el resultado es lo de menos tras el avionazo del pasado mes de noviembre.

Chapecó

La casualidad, o el destino, quiso que el Chapecoense y el Atlético Nacional compartieran colores y hoy esta ciudad del sur de Brasil es más verde y blanca que nunca, unida en el recuerdo a los que se fueron antes de disputar con sus 'hermanos' el duelo que les robó la tragedia.

TE RECOMENDAMOS: Homenaje y lágrimas a víctimas del accidente aéreo del Chapecoense.

Cuatro meses después de la cita a la que nunca llegó el 'Furacao', ambos se enfrentarán a partir de las 19:15 locales para comenzar a decidir una Recopa Sudamericana de la que a pocos interesa el resultado.

Vuelve a estar el cielo gris en Chapecó, el mismo que descargaba una violenta lluvia de primavera austral la noche del 28 de noviembre, cuando el avión donde viajaba su equipo a la final de la Copa Sudamericana se estrelló en las montañas de Medellín.

Ya entonces, en el estupor más oscuro del dolor, el club solo veía la luz de la solidaridad procedente de un mundo conmocionado con el drama de este equipo humilde y valiente. Pero, sobre todo, nadie olvida aquí el abrazo cálido que les llegó desde Medellín cuando en Chapecó no había fuerzas para nada, y los 'paisas' se volcaron con el drama de una ciudad que desde aquel día fue su hermana..

Palabra cumplida 

Con una capacidad para unos 21.000 espectadores, el Arena Condá estará lleno para recibir al Atlético Nacional, clasificado para la final en su condición de campeón de la Copa Libertadores-2016.

Nada más conocer la tragedia, el club de Medellín pidió a la Conmebol que el Chapecoense fuera el vencedor de la Sudamericana, conquistando así el título más importante de sus 43 años de historia.

A nadie le hubiera gustado ver a su equipo ganar de esta manera, pero el gesto de los colombianos conmovió a Brasil. Todavía más ahora, cuando los meses han barrido muchas de las promesas realizadas al calor de la tragedia.

"No creo que muchos equipos hicieran lo que ellos, decir el mismo día que renunciaban al título. Muchos prometieron que mandarían ayuda, pero muy pocos han cumplido", opina Valdecir Barcke, un pintor de 40 años que luce orgulloso la camisa personalizada que mandó hacer con las rayas del Atlético Nacional y los escudos de ambos clubes.

Familia

Vistiendo una camisa blanca con la foto del equipo sonriendo antes del accidente, Marlene Einsweirl era un eslabón más de esta cadena de agradecimiento.

"Hoy es un día muy especial, nos unimos dos familias que deseábamos mucho conocernos, tras ese partido que infelizmente nunca ocurrió", contó emocionada esta enfermera de 53 años.

Agradecidos por un recibimiento en el que toda la ciudad ha puesto el corazón, el centenar de hinchas colombianos llegados para el partido se mezclaba con locales en las afueras del estadio.

"Esto que estamos viviendo hoy es único en la historia, es el verdadero significado del fútbol: hacer amigos, hacer hermanos, más allá del resultado", aseguró Raúl Martínez, un integrante de 40 años de la Barra del Sur del Atlético Nacional.

Los homenajes continuarán antes y durante un partido que a pocos interesa ahora.

Chapecó conmemora hoy mucho más que eso.