Atlético de Madrid pierde segundo puesto de La Liga

El empate de los colchoneros con el Leganés 0-0, hizo que el subliderato del torneo español ahora lo tengan el Sevilla, quien venció al Málaga 2-0

Atlético de Madrid perdió el segundo puesto tras el 0-0 con el Leganés
Atlético de Madrid perdió el segundo puesto tras el 0-0 con el Leganés (AFP)

Madrid, España

El Atlético Madrid se atascó en Butarque, no pudo con el Leganés (0-0) y perdió el segundo puesto de la Liga española, al que se aúpa el Sevilla después de ganar 2-0 al Málaga, nuevo colista.

El equipo de Diego Pablo Simeone fue incapaz de dejar atrás la imagen gris que ofreció el miércoles en la Liga de Campeones con su derrota ante el Chelsea. Su falta de recursos en ataque volvió a ser evidente frente el Leganés, en un partido que terminó sin goles, igual que el pasado año.

El tercer empate en lo que va de curso aleja al Atlético del Barcelona, del que le separan ahora tres puntos. Y uno del Sevilla, instalado ahora segundo.

El Atlético Madrid no pudo desmontar el acertado planteamiento del rocoso Leganés, que dispuso también de buenas ocasiones de gol frustradas por el buen momento y el talento del meta esloveno Jan Oblak.

El Leganés, por contra, afianzó su buen arranque de curso. Sin sobresaltos, está acomodado en la clasificación. En el séptimo lugar, con los mismos puntos que el Real Madrid, que el domingo recibe al Espanyol.

El Sevilla recuperó el pulso liguero tras la derrota encajada en el Wanda Metropolitano hace una semana para reencontrarse con el triunfo a costa de la crisis del Málaga y afianzarse en la parte alta de la clasificación.

El cuadro de Eduardo Berizzo se impuso 2-0 al combinado malagueño, nuevo colista de la competición después de que el Alavés saliera con los tres puntos del estadio Ciudad de Valencia ante el Levante.

El Sevilla acumula cinco partidos ganados de los siete que ha jugado y afeó la solvente resistencia del equipo de Jose Miguel González 'Michel', cuya continuidad vuelve al disparadero.

Dos zarpazos en solo tres minutos, ejecutados por el argentino Ever Banega, de penalti, y el colombiano Muriel fueron suficientes para lograr el éxito en el estadio Sánchez Pizjuán y quedar a dos puntos del Barcelona, que el domingo recibe al Las Palmas.

Banega marcó desde los once metros tras una sanción propiciada por la caída de su compatriota Correa en una entrada del venezolano Rosales.

Casi sin tiempo para reponerse, en el 70, los pupilos de Míchel encajaron el 2-0 al hacer su segundo tanto en liga el colombiano Muriel, tras una rapidísima acción en la que se internó en el área y entre varios defensas batió a Roberto por debajo de las piernas.

Previamente, el Deportivo Alavés asaltó el Ciudad de Valencia (0-2) para lograr su primer triunfo en la Liga ante el Levante, desdibujado y alejado de la versión que ofreció en el arranque del campeonato.

El estreno en el banquillo vitoriano del italiano Gianni De Biasi, exjugador del equipo valenciano, resultó fructífero para los visitantes, que languidecían hasta ahora en un torneo en el que no habían puntuado y que contaba sus partidos por derrotas.

Munir encontró premio a su insistencia y a la tercera fue la vencida en el minuto 32. Pedraza, muy activo todo el primer tiempo, llegó hasta la línea de fondo por la izquierda y tras superar a Pedro López puso el balón al centro del área pequeña y Munir remató sin oposición. El tanto de la sentencia visitante llegó al final, en pleno acoso del Levante. Fue obra de Álvaro Medrán, que remató de cabeza un centro de Rubén Duarte.

El segundo triunfo del Deportivo en lo que va de curso abrió la sesión del sábado. Los goles de Lucas Pérez, que lideró la reacción de su equipo, y el rumano Florin Andone, gestaron la remontada gallega ante el Getafe (2-1) en el estadio de Riazor, donde su técnico Pepe Mel afrontaba un ultimátum.

Los tres puntos sacan del descenso al conjunto coruñés, que debían de sumar los tres puntos para dar opciones a su entrenador de seguir en el banquillo. Fueron los delanteros los que lograron darle la vuelta al tanto que había anotado en la primera parte el senegalés Amath.

El equipo madrileño, que tuvo opciones de sentenciar antes de la reacción de su rival, sufrió su tercera derrota de la temporada. Llevaba dos encuentros sin perder antes de caer en Riazor.

La séptima jornada arrancó el viernes con un carrusel de goles entre el Celta y el Girona (3-3), que culminó con un gol de Juanpe a falta de cinco minutos que permitió al cuadro catalán rescatar un punto en su visita a Balaídos, donde el Celta volvió a dejar escapar dos puntos, en un partido loco, de intercambio de golpes y en el que los celestes se vieron penalizados por su fragilidad defensiva.