Atlético-Bayern, duelo de alto calibre

Colchoneros y Bávaros se vuelven a medir dentro de la Liga de Campeones de Europa este miércoles, aún con el antecedente de la Semfinal que disputaron en el pasado mes de mayo

Saúl Ñíguez en el duelo de semifinales contra el Bayern
Saúl Ñíguez en el duelo de semifinales contra el Bayern (AP)

Madrid, España

La segunda jornada de la Liga de Campeones reencontrará a Atlético de Madrid y Bayern Múnich, dos estilos enfrentados este miércoles en un partido imponente en el Vicente Calderón, con el liderato del grupo D en juego, en un test fiable para dos favoritos al título, sobre todo el bloque alemán.

El equipo rojiblanco, el que más ha asombrado en las tres últimas ediciones del máximo torneo continental, con dos finales incluidas, una en 2014 y otra en 2016, y con cinco títulos en la era Simeone, contra uno de los conjuntos más poderosos del mundo, con cinco Copas de Europa y más de medio centenar de trofeos en su palmarés.

El Atlético de Simeone, Antoine Griezmann, Kevin Gameiro, Yannick Carrasco, Fernando Torres, Koke Resurrección, Nico Gaitán, Diego Godín, Filipe Luis o Jan Oblak contra el Bayern de Carlo Ancelotti, Manuel Neuer, Thomas Müller, Robert Lewandowski, Xabi Alonso, Arturo Vidal, Javi Martínez, David Alaba, Mats Hummels, Franck Ribery...

La posición, la verticalidad y la velocidad del conjunto madrileño contra la posesión, el fútbol ofensivo y la variedad de recursos del club germano. Todo dentro de la ambición de ambos equipos y de una partida táctica diseñada desde el vestuario y trasladada al campo, donde el Atlético se maneja con soltura, por la flexibilidad y las variantes que dispone para cada momento.

Un partido enorme en lo colectivo, pero también en cada sector del campo, en cada duelo individual que generará el choque de este miércoles en el Vicente Calderón, de una exigencia y una complejidad indiscutible para ambos equipos, competitivos al máximo en cada enfrentamiento e invictos, reforzados y reafirmados para este curso.

El Bayern lo ha ganado todo esta campaña, ocho partidos y ocho victorias, su mejor arranque de la historia; el Atlético no ha perdido ninguno de sus siete encuentros oficiales de este ejercicio y los dos representan las defensas menos goleadas de las grandes Ligas: el equipo alemán, un solo gol en contra; el madrileño, dos.

A la vez, ambos, los dos favoritos a la clasificación para los octavos de final en el grupo D, en el que también compiten PSV y Rostov, comenzaron con victoria esta edición de la Liga de Campeones: el Atlético, con un 0-1 al conjunto holandés; el Bayern doblegó con rotundidad y cinco goles al debutante ruso (5-0).

Ahora, reeditan las semifinales de la pasada campaña, en las que venció el Atlético. A su victoria en la ida por 1-0, con un golazo de Sául Ñíguez, le siguió una derrota por 2-1 en Múnich, suficiente para protagonizar la enésima gesta del grupo entrenado por Diego Simeone, eliminar al Bayern en su casa y alcanzar la final de Milán.

"Todo empieza otra vez en cero. No hemos olvidado lo que pasó hace unos meses, pero no tenemos deseos de venganza", apunta Thomas Müller.

De entonces, el pasado mes de mayo, a ahora, ambos equipos mantienen la base de su plantilla, con sólo unos retoques. Al Bayern ha llegado nuevo técnico, Ancelotti, y jugadores como Mats Hummels o Renato Sanches; en el Atlético sigue Simeone y ha habido cinco fichajes, aunque ninguno será titular en el duelo de este miércoles. Ni siquiera el francés Kevin Gameiro. Jugará arriba Fernando Torres.

De hecho, en los probables onces de ambos conjuntos todos vivieron la intensa eliminatoria de hace unos meses, decidida en la vuelta por Antoine Griezmann y Jan Oblak.

El atacante marcó el gol que valió la clasificación en la segunda parte en el Allianz Arena de Múnich, su tercer tanto en sus dos últimos duelos contra el portero Manuel Neuer, al que le hizo también un doblete el 7 de julio en la Eurocopa, mientras que el portero despejó un penalti a Thomas Müller con 1-0 en el marcador.

Ambos lideran de nuevo el once del Atlético este miércoles en el Vicente Calderón, en el quinto partido de su equipo en 18 días. La alineación será casi la misma que empleó el técnico hace una semana en el Camp Nou, con una variación, Fernando Torres por Gameiro, y con Griezmann en ataque, con el belga Yannick Carrasco por la izquierda y con Saúl Ñíguez por la derecha, según las pruebas.

Koke Resurrección repetirá en el centro del campo por tercer encuentro consecutivo, ya estabilizado en la posición que le imaginó Simeone hace más de un año pero que no ha sido un hecho hasta ahora, salvo momentos puntuales. Junto a él jugará Gabi Fernández, de vuelta al once, como Saúl, tras su suplencia dominical por descanso.

También regresa el montenegrino Stefan Savic, ya instalado en la defensa tipo del técnico para esta campaña junto a Juanfran Torres, el uruguayo Diego Godín y el brasileño Filipe Luis; una zaga firme, solvente y experta ante el reto mayúsculo que supone tener enfrente a Lewandowski -diez goles en sus últimos ocho partidos con su equipo y su selección-, Thomas Müller, Ribery y todo su fútbol ofensivo.

Ese será, en principio, el 'tridente' de ataque de Ancelotti en el Vicente Calderón, donde el técnico italiano sólo ganó en una de sus cinco visitas al frente del Real Madrid, entre ellas una goleada sonora por 4-0 a favor del Atlético en 2014-15, y donde ahora viaja con el Bayern Múnich y con una alineación de vocación ofensiva.

Sin Douglas Costa, fuera por lesión, Ancelotti secundará el ataque formado por Müller, Lewandowski y Ribery con un medio del campo con Thiago Alcántara, Xabi Alonso y Arturo Vidal, con el polivalente Josuha Kimmich, autor de cinco goles en los últimos cinco choques entre su equipo y su selección, como alternativa.

En la defensa, Jerome Boateng ha regresado al equipo tras la lesión sufrida en la Eurocopa y es de esperar que mañana forme pareja de centrales con Javi Martínez, después del golpe que sufrió en la rodilla Mats Hummels en la última jornada de la Bundesliga, aunque ya está recuperado y forma parte de la convocatoria.

"Cualquier cosa distinta a una derrota es un buen resultado", dijo hoy el presidente del Consejo Directivo del club, Karl-Heinz Rummenigge antes de la visita al Vicente Calderón, donde Ancelotti también podrá recurrir como revulsivos a Arjen Robben, que ha reaparecido con gol, o a Kingsley Coman en un partido imponente.