Atlético cae ante Sporting y consolida al líder Barça

Barcelona, con un duelo menos, comanda la Liga de España con 75 puntos; los colchoneros son segundos con 67 unidades, tras su caída en Gijón 2-1

Atlético se alejó más de la cima en España
Atlético se alejó más de la cima en España (AFP )

MADRID, España

El Atlético de Madrid pagó hoy el tremendo desgaste físico realizado el martes en la Liga de Campeones europea con una derrota 2-1 en la Liga española de futbol ante el Sporting de Gijón.

Muy necesitados de puntos para evitar el descenso, los asturianos voltearon el duelo con un perfecto lanzamiento de falta del paraguayo Antonio Sanabria en el minuto 79 y con un gol del español Carlos Castro en el 89', después de que Antoine Griezmann abriera el marcador en el 29' con una falta directa.

El precioso y perfectamente ejecutado tiro directo del delantero francés no le bastó a los dirigidos por el argentino Diego Simeone para saldar la trigésima fecha del campeonato español con tres puntos que los habrían acercado al Barcelona, que mañana visita al Villarreal, y alejado un poco más del Real Madrid, que también el domingo se mide al Sevilla.

"Nos vamos con una derrota justa porque el Sporting apretó muy bien en los últimos 10-15 minutos", asumió Simeone, que tampoco acertó con sus cambios a evitar la quinta derrota rojiblanca en lo que va de campeonato.

"Se pueden buscar excusas, pero ellos fueron más profundos y jugaron mejor. Aun así, yo soy consciente del esfuerzo de mis jugadores y no les puedo pedir nada más", añadió el técnico argentino, que se fue "contento" porque "sólo" tuvo un lesionado.

Fue José María Giménez que, con molestias en los isquiotibiales, no pudo disputar los últimos cinco minutos de partido y se vio obligado a dejar a los rojiblancos en inferioridad.

El defensa uruguayo será sometido mañana a pruebas para determinar el alcance de su lesión, pero todo apunta a que no acudirá a la convocatoria de su selección.

El contratiempo, sin embargo, no explica la derrota del Atlético, que fue claramente superado por el Sporting en la última media hora de partido, por más que Simeone viera el duelo "bastante controlado hasta el 1-1".

Los rojiblancos, que abrieron la semana el martes con su clasificación para los cuartos de final de la Liga de Campeones en la ronda de penales ante el PSV Eindhoven, no pudieron culminarla con un triunfo para seguir soñando con el campeonato español.

"Eran tres puntos importantísimos para poder pelear por la Liga. Esto está muy complicado porque ya queda un partido menos", reconoció en los micrófonos de Movistar Plus el español Koke.

Los dos goles recibidos en los últimos diez minutos del choque fueron todo un jarro de agua fría para el Atlético, que hasta hoy sólo había concedido seis tantos fuera de casa en lo que va de liga.

El magistral gol de falta de Griezmann rondando la media hora de partido fue una de las pocas acciones de peligro protagonizadas por los de Simeone, que acusaron el desgaste físico del martes, pese a los cambios introducidos por el argentino en su once inicial.

"Somos premium. Jugamos a las cuatro y en China nos ven; me gusta ser premium", ironizó Simeone, cuyos jugadores tuvieron un día menos de descanso que los del Real Madrid, que no tuvo duelo europeo esta semana.

Ni Gabi ni Juanfran formaron de entrada con el Atlético, que partió con dos líneas de cuatro con el argentino Matías Kranevitter en la medular y con su compatriota Luciano Vietto solo en ataque, antes de recuperar su habitual 4-4-2 en la segunda parte, cuando el Sporting empezó a discutirle a los de Simeone el dominio del mediocampo.

La igualada del Sporting, no obstante, no llegó hasta que Abelardo Fernández movió el banco y agitó el duelo con la entrada de Carlos Carmona y Carlos Castro, autor del gol de la victoria.

"Tranquilos sportinguistas, era para darle emoción", bromeó tras el choque el delantero del Sporting en su cuenta de Twitter, después de estrellar contra el larguero un balón que pudo firmar el triunfo minutos antes del tanto definitivo.

Sanabria había empatado el choque en el 79' con un gran lanzamiento de falta, que dejó clavado al esloveno Jan Oblak, impotente también en la jugada que supuso la derrota rojiblanca.

Sin tiempo para replicar al Sporting, los de Simeone se fueron a descansar a ocho puntos del Barcelona, con Giménez lesionado y con el temor de que el Real Madrid se coloque mañana a un punto de distancia.

El Sporting, por su parte, celebró la victoria casi como si fuera la salvación. Aún no la tienen los dirigidos por Abelardo, pero, con ocho fechas por delante, los tres puntos les permiten seguir soñando con ella.