Milán vence a Bolonia con dos expulsados y un lesionado

Los 'rossoneri' lograron vencer 1-0 a los 'Felsinei' pese a que Gabriel Paletta y Juraj Kucka y vieron la tarjeta roja, además de que Andrea Poli debió jugar lesionado debido a que el equipo se quedó sin cambios

Con nueve hombres en el campo, Milán logró vencer a Bolonia
Con nueve hombres en el campo, Milán logró vencer a Bolonia (EFE)

Roma

El Milán se impuso por 1-0 contra el Bolonia, en un partido en el que los ‘rossoneri’ se quedaron con nueve jugadores y en el que el español Gerard Deulofeu dio una asistencia decisiva para el gol del croata Mario Pasalic en el minuto 89.

Deulofeu regateó a dos contrarios cerca del banderín del córner y logró dar una asistencia a Pasalic con un caño al defensa sueco Emil Kraft, lo que permitió a los ‘rossoneri’ hacerse con un triunfo fundamental, en el partido de la jornada 18 de la Serie A aplazado en diciembre a causa de la Supercopa italiana.

El Milán había empezado el encuentro con agresividad y había rozado el tanto de la ventaja con Deulofeu, cuyo intento fue parado por el portero, pero su partido fue condicionado por las expulsiones de Gabriel Paletta y del esloveno Juraj Kucka.

El ítalo-argentino vio la doble amarilla en el 37 por derribar al suizo Blerim Dzemaili cuando este iba a entrar en el área de penalti mientras que Kucka fue expulsado, también por doble amonestación, por una dura entrada sobre el húngaro Adam Nagy (m.59).

A esto se le sumó la lesión de Andrea Poli, quien no pudo salir en cambio porque el club se quedó sin sustituciones.

Sin embargo, a pesar de jugar en nueve contra once, el Milán logró crear unas buenas ocasiones de gol, liderado por un Deulofeu que se lució por su velocidad y habilidad en el regate.

Pasalic desaprovechó una gran asistencia del extremo español para adelantar a su equipo mientras que el propio Deulofeu envió al larguero un saque de esquina, que había sorprendido al portero brasileño Angelo Da Costa.

Cuando el Milán parecía no tener más energías para defenderse, Deulofeu logró aprovechar un balón largo lanzado desde la defensa para realizar una gran jugada personal cerca de la zona del saque de esquina, entró en el área y dio el pase decisivo a Pasalic.

Se trata de un triunfo de gran importancia para el Milán, que rompe una racha de cuatro partidos sin victorias y que se coloca a dos puntos de la zona europea.