Caen dos ex presidentes de Osasuna por arreglo de partido

Los ex dirigentes Patxi Izco y Miguel Archanco fueron puestos a disposición de las autoridades de Pamplona, en menos de 24 horas, para declarar sobre el presunto desvío de al menos 2,4 millones del club

Patxi Izco, el que fue su vicepresidente Juan Pascual y el actual director de la Fundación de la entidad, Diego Maquírriain
Patxi Izco, el que fue su vicepresidente Juan Pascual y el actual director de la Fundación de la entidad, Diego Maquírriain (EFE )

Pamplona, España

La policía detuvo en apenas 24 horas a dos ex presidentes de Osasuna, club histórico del futbol español, por un presunto desvío de dinero que podría tener conexiones con un caso de arreglo de partidos en la Liga.

Después de arrestar el jueves a Miguel Archanco, el turno fue para Patxi Izco, que fue trasladado a los juzgados de Pamplona, en el noreste de España, para declarar sobre el supuesto desvío de 2,4 millones de euros (2,6 millones de dólares) de las arcas del club español, que la pasada temporada descendió a Segunda División.

Junto a Izco, que había acudido a una comisaría de la policía de la ciudad para testificar sobre el asunto, fueron también detenidos el que fuera vicepresidente del club durante su mandato, Juan Pascual, y el actual presidente de la Fundación de Osasuna, Diego Maquirriain.

Las nuevas detenciones se suman a las que la policía realizó el jueves de Archanco y dos de sus colaboradores, el ex gerente Ángel Vizcay y el ex directivo Txuma Peralta.

Todos deberán responder ante el juez sobre el destino de los 2,4 millones de euros supuestamente desviados, así como sobre su posible responsabilidad en la comisión de presuntos delitos societarios, de apropiación indebida y de falsedad documental.

La investigación se abrió el pasado 19 de febrero, después de que la actual junta directiva del Osasuna denunciara en diciembre presuntas irregularidades contables cometidas durante el mandato de Archanco.

Según los actuales mandatarios, sus predecesores desviaron 2,4 millones de euros de las arcas del club. El juez que instruye el caso elevó incluso la cifra a 3,8 millones (4 millones de dólares).

Está por determinar si todo o parte de ese dinero supuestamente desviado se destinó al arreglo de partidos, otro delito en el que también está presuntamente implicado el Osasuna.

La Liga de Futbol Profesional (LFP), ente que reúne a los principales clubes de futbol españoles, señaló al club navarro como uno de los participantes en el supuesto arreglo de partidos que denunció ante la Justicia el pasado 26 de febrero.

"Estamos ante un proceso importante para el futbol español", afirmó el jueves Javier Tebas, presidente de la LFP.

Según publicó el periódico deportivo "Marca" el 17 de febrero, la Fiscalía Anticorrupción española investigaba a Osasuna por un presunto intento de manipulación de partidos para evitar su descenso a Segunda División.

El diario aseguró que las pesquisas se centraban en cuatro partidos disputados en el final del pasado campeonato, cuando el club aún estaba en la máxima categoría y era presidido por Archanco.

Según el diario deportivo, uno de los partidos investigados era el Osasuna-Espanyol, correspondiente a la penúltima jornada, que terminó con 1-1.

Entonces, el entrenador del Espanyol era el mexicano Javier Aguirre, imputado en otro presunto caso de corrupción que estalló en 2014.

Aguirre está entre los 42 acusados por el supuesto arreglo del partido Levante-Zaragoza de 2011. Entonces, el entrenador dirigía al Zaragoza, que evitó el descenso con una victoria en casa del rival por 2-1.

"Esto tiene y va a tener un recorrido. Nuestro objetivo es limpiar todo el futbol español", concluyó Tebas.