Wolfsburgo gana la 'Champions' femenina

El equipo alemán vino de atrás y venció 4-3 al Tyreso

Jugadoras de Wolfsburg  festejan
Jugadoras de Wolfsburg festejan (AFP )

LISBOA, Portugal

El Wolfsburgo alemán, que fue perdiendo durante gran parte del partido, remontó y se impuso 4-3 al Tyreso sueco, este jueves en Lisboa en la final de la Liga de Campeones femenina, pese a los goles de la brasileña Marta y la española Verónica Boquete para las escandinavas.

Marta, con un 'doblete' (28, 56), y Boquete, con su tanto en el 30, habían permitido al Tyreso ponerse primero con 2-0 a favor y luego con 3-2, pero su equipo acusó los nervios de su primera final europea.

El Wolfsburgo, defensor del título, consiguió todos sus tantos en la segunda parte, gracias a Alexandra Popp (47), Martina Müller (53), Verena Faisst (68) y de nuevo Müller, que en el 80 consiguió el 4-3 definitivo.

"Uno no se puede dormir en una final porque una final se decide por detalles, por momentos. Y si no estás atenta, la pierdes", lamentó Marta tras la derrota.

Las alemanas pudieron recibir el trofeo de manos del presidente de la UEFA, Michel Platini, en el estadio lisboeta do Restelo, donde juega habitualmente el Belenenses. Todo ello como aperitivo de la gran final masculina entre Real Madrid y Atlético de Madrid, este sábado en la capital lusa.

El Wolfsburgo, con este segundo título, consolida el dominio alemán en el palmarés, ahora con 8 títulos en trece ediciones.

Para ser campeón, el equipo germano tuvo que reponerse a la ventaja 2-0 del Tyreso en la primera parte, primero con un gol de Marta (28), que se fue de tres rivales con su ritmo eléctrico y marcó de tiro cruzado, y luego con un remate en el área de Boquete (30) a centro de Christen Press.

En la segunda parte, el Wolfsburgo entró revolucionado y consiguió equilibrar a 2-2 con tantos de Popp (48) de cabeza y Müller en un mano a mano con la arquera en el 53.

Cuando todo se complicaba para el Tyreso, Marta (56), ya campeona europea en 2004 con el también sueco Umea, firmó el 3-2 con un soberbio disparo.

Pero las alemanas pudieron dar la vuelta al final, primero empatando de nuevo gracias a Verena Faisst (68) y luego con el gol decisivo de Müller (80), rematando una gran asistencia de Nadine Kessler, que permite al Wolfsburgo seguir reinando en Europa.

"Sabíamos que ganando o perdiendo íbamos a hacer historia. Estoy orgullosa del equipo y de mí misma, de haber jugado una final de Champions, aunque venir y perderla es duro. El balance de todas formas es bueno, de esta temporada y de estos años en Suecia", comentó a la AFP la española Vero Boquete, que se despide del Tyreso para iniciar una nueva etapa en Portland (Estados Unidos).