Costa de Marfil a Cuartos de Final en Copa de África

Con gran actuación del atacante Wilfried Bony vencieron 3-1 a Argelia

Wilfried Bony anotó un doblete
Wilfried Bony anotó un doblete (Reuters)

Ciudad de México

El jugador del Manchester City Wilfried Bony impulsó a Costa de Marfil hacia las semifinales de la Copa de África tras ganar 3-1 a Argelia, que no pudo evitar una clara derrota con dos dianas y una gran actuación del delantero del conjunto inglés.

Costa de Marfil, antaño más poderosa pero ahora mermada por el paso del tiempo pero aún con nombres contundentes como los de Yayá Toure, Gervinho o Wilfried Bony, se veía las caras ante un bloque compacto como Argelia, que en el Mundial de Brasil llegó a poner contra las cuerdas a Alemania en los octavos de final.

Entonces, los norteafricanos, llevaron al cuadro de Joachim Löw hasta una prórroga que a punto estuvo de costarle una eliminación inesperada a la selección germana. Sin embargo, esa estabilidad argelina no ha sido tan contundente a lo largo del torneo, en el que tuvo que esperar hasta el último partido de su grupo para acceder a los cuartos de final.

El bloque contra los nombres se enfrentaban en el Nuevo Estadio de Malabo. Tal vez era el partido más atractivo de todos los cuartos de final. Costa de Marfil y Argelia presagiaban, a priori, un espectáculo atractivo de dos equipos con cierta historia reciente a tener en cuenta.

Mientras que el técnico de Argelia, el francés Christian Gourcuff, no dio ninguna sorpresa en su once inicial, el de Costa de Marfil, su compatriota Hervé Renard, dejó en el banquillo a Seydou Doumbia, autor del empate ante Guinea en la primera jornada para sacar a Gervinho, que volvía tras su sanción de su encuentro inaugural.

El jugador del Roma estaba destinado a ser el protagonista del choque. Se esperaba mucho de él, pero fue Wilfried Bony quien dio la talla para dejar en la cuneta a Argelia. Con su acierto se encargó de juntar en semifinales a Costa de Marfil con la República Democrática del Congo.

Abrió el marcador en el minuto 27, con un remate picado tras un pase perfecto de Max Gradel que no pudo detener Rais M'Bolhi. El 1-0 hizo justicia al dominio de Costa de Marfil, que durante toda la primera parte tuvo contra las cuerdas a su rival.

Sin embargo, Argelia despertó en la reanudación y firmó el empate por medio de El Arbi Hillel Soudani. El delantero del Dinamo de Zagreb aprovechó una asistencia de Riyad Mahrez para firmar las tablas en un marcador que pudo moverse de nuevo a favor de Argelia con una ocasión clarísima de Yacine Brahimi que sacó como pudo bajo la línea Sylvain Gbohouo.

Eran los mejores momentos de la escuadra norteafricana, rotos por otra acción de Wilfried Bony que dio al traste con la remontada. El ariete del City remató a la red una falta sacada por Max Gradel y puso por delante a Costa de Marfil.

El marcador ya no se movió pese a las intentonas argelinas, que aún tuvieron una opción con un taconazo de Soudani que detuvo Gbohouo. Fue el último cartucho de un equipo desesperado que tendrá que regresar a su país sin premio y que aún tuvo que sufrir un tanto postrero de Gervinho. Costa de Marfil disputará sus octavas semifinales y todavía tiene opciones de reeditar su único trofeo, el que logró en Senegal en 1992.