Putin promete cooperación con Infantino para Rusia 2018

El presidente ruso felicitó al nuevo presidente de la FIFA, con quien trabajará para una buena organización del Mundial 2018 en su país 

Vladímir Putin, presidente de Rusia
Vladímir Putin, presidente de Rusia (EFE)

MOSCÚ, Rusia

El presidente ruso, Vladímir Putin, felicitó al suizo Gianni Infantino por su elección como nuevo presidente de la FIFA y le prometió cooperación para la organización del Mundial de 2018.

"Estoy seguro de que su experiencia profesional y su gran capacidad organizadora y creativa le ayudarán en su nuevo cargo y permitirán reforzar las posiciones de la FIFA en el mundo", reza el telegrama enviado por el jefe del Kremlin.

Putin destacó que Infantino, cuya candidatura era respaldada por Rusia, se ha labrado "una gran autoridad" por su contribución al desarrollo del futbol.

"Quisiera corroborar la disposición de Rusia a seguir cooperando en el futuro con la FIFA, en particular en los preparativos para el Campeonato del Mundial de 2018", agregó.

Mientras, el ministro de Deportes, Vitali Mutkó se mostró "absolutamente convencido" de que con Infantino de presidente de la FIFA "se podrán superar los problemas, siempre y cuando todos estemos unidos".

"Esperemos que cumpla lo prometido. Es un hombre pragmático", precisó.

Putin defendió desde un principio de toda acusación de corrupción al anterior presidente de la FIFA, el suizo Joseph Blatter, y lo mismo hizo Mutkó con el máximo dirigente de la UEFA, Michel Platini.

No obstante, una vez Platini fue suspendido y no pudo presentar su candidatura a la presidencia de a FIFA, Moscú apoyó abiertamente a Infantino.

Mientras, el comité de Deportes de la Duma o cámara de diputados expresó su confianza en que la elección de Infantino ponga fin a los llamamientos de algunos países a retirar a Rusia el derecho a organizar la Copa Mundial, en clara alusión al Reino Unido.

Algunos países han denunciado irregularidades en las elecciones de Rusia y Catar como sedes de los Mundiales de 2018 y 2022, acusaciones que Putin y el comité organizador ruso han rechazado rotundamente.