Vivir en el infierno

Equipos de alta alcurnia han pasado de vivir en los más grandes aparadores a ganarse el pan en las esferas de segunda línea

River Plate
River Plate (Especial)

CIUDAD DE MÉXICO

Fluminense pasó de vivir en la gloria a derramar lágrimas. El campeón de Brasil venció como visitante al Bahia, pero matemáticamente consumó su pérdida de categoría igual que el Vasco de Gama.

El Flu dependía de lograr una victoria para mantener sus posibilidades de permanecer en la Primera División; sin embargo, para lograrlo necesitaba ayuda de otros frentes y ésta no llegó. Pues el triunfo del Coritiba 1-0 sobre el Sao Paulo, acabó condenándoles.

Ya en 1998 el Flu había caído a la Tercera División por líos entre sus directivos, aunque regresó al máximo circuito dos años después, hasta ayer que perdió en el campo la categoría, siendo la primera vez en la historia del futbol brasileño que el actual campeón desciende.

La amargura del descenso la han vivido equipos con una amplia historia de los más sonados en los últimos años fue el descenso de River Plate, equipo que jugó un año en la segunda categoría para después volver a su sitio natural.