'Tecatito' Corona, triunfar a su manera

El mediocampista salió de Rayados venciendo el pacto de caballeros de la Liga MX. Estuvo a punto de salir del Twente la temporada pasada por sobre peso, sin embargo revitió, tuvo un brillante año y ahora fichó por el Porto 

Jesús Corona, nuevo jugador de los Dragones
Jesús Corona, nuevo jugador de los Dragones (Cortesía FC Porto)

CIUDAD DE MÉXICO

El cliché 'querer es poder' es una frase que le viene a la medida a Jesús Manuel. Vencer la barrera del pacto de caballeros en la Liga MX no fue fácil y la venció. No iba a ser sencillo adaptarse al futbol europeo, sin embargo, lo logró. Hoy Tecatito Corona dejó eso atrás y ahora, como nuevo jugador del Porto, vale 50 millones de euros.

El camino fue pedregoso para el nacido en Sonora. Solo estuvo siete temporadas con Rayados, donde se formó. Sin embargo coincidió con el Monterrey de Víctor Manuel Vucetich que tenía a figuras como Walter Ayoví, Ángel Reyna, Neri Cardozo, Humberto Suazo y Aldo de Nigris. Tenía poca oportunidad y decidió salir del cuadro regiomontano rumbo al futbol europeo.

Pero Rayados no quería dejar ir al juvenil y por ello le pusieron el obstáculo del llamado 'pacto de caballeros', el cual le impedía fichar con otro club si no tenía su aprobación. Después de algunos meses y de que Jesús Manuel fue castigado al impedirle a jugar con el cuadro que dirigía Víctor Manuel Vucetich, el mediocampista fichó por el Twente con un costo de 1.3 millones de euros.

Tecatito superó su incidente con los regiomontanos, pero tenía otro problema en frente: su adaptación a la Eredivisie. 

No fue fácil, por supuesto, de hecho en su primera campaña con los Tukkers sufrió en ese sentido. El lenguaje, el cambio de futbol y, en algunos partidos, la inactividad hicieron que su primer año fuera una prueba de supervivencia e, incluso, al inicio de su segundo año con el cuadro holandés, se presentó a la pretemporada con sobrepeso y estuvo a un paso de ser rescidido su contrato.

No pasó así y tuvo actividad en su segunda temporada con el cuadro holandés. Corona la rompió. Un wing polifuncional que se cansó de meter asistencias, incluso, hasta de anotar desde fuera del área, haciendo diagonales al área y hasta de chilena. El costo de 'Chuy' fue incrementando.

La punta de su rendimiento se dio con el Tri. Tecatito brilló en una descafeinada selección mexicana en la Copa América y fue el revulsivo de Miguel Herrera en la Copa Oro en la que el cuadro mexicano se coronó campeón, precisamente con un gol del sonorense.

Su motor también está en el seno familiar, debido a que en este proceso se casó y hace poco se estrenó como padre a sus apenas 22 años. 

Hoy volvió a dar, a su manera, otro paso en su carrera. Porto, famoso por encontrar joyas a nivel mundial, se hizo de sus servicios por cinco años y tasó su cláusula de rescisión de contrato en 50 millones de euros. 

"Me siento muy bien, muy tranquilo y muy contento con el paso que di. Los mejores momentos se viven al lado de la familia y hoy me toca vivirlo aquí. Venir a un equipo como éste significa mucho para mi y mi carrera. Ahora espero trabajar, adaptarme rápidamente y dar una gran satisfacción a los entrenadores y los aficionados. La única promesa que puedo hacer es que voy a trabajar dentro y fuera del campo".

Y 'trabajo' es lo que lo ha traido a los Dragones. Así que, después de vencer el pacto de caballeros, la adaptación al futbol europeo y al estar casi fuera de su antiguo club por sobrepeso, no sería raro que volviera a tener una brillante actuación con los portugueses y que emigre a uno de los gigantres de Europa. A Tecatito le toca trabajar y, de nuevo, triunfar a su manera.