Stancu da la victoria a Rumanía

Gracias a este resultado, Rumanía se afianza en la segunda posición del grupo F por detrás de Irlanda del Norte, que venció a Grecia, mientras que Finlandia cae al tercer puesto empatada a cuatro puntos con Hungría 

 Bogdan Stancu festeja su gol
Bogdan Stancu festeja su gol (Reuters )

HELSINKI, Finlandia

Un doblete del delantero Bogdan Stancu dio la victoria hoy a Rumanía ante Finlandia (2-0) en Helsinki en un disputado partido de la fase previa de la Eurocopa 2016, que coloca a los rumanos segundos del grupo F por detrás de Irlanda del Norte.

La derrota tiene un sabor amargo para los finlandeses, que arriesgaron más.

Como ya hizo contra Grecia el pasado viernes, el conjunto finlandés saltó al terreno de juego muy concentrado y empezó dominando al rival, que se encerró en su campo ante la presión de los locales en todas las líneas.

Fruto de ese dominio, Finlandia, bajo la batuta del centrocampista Roman Eremenko, dispuso de varias ocasiones, pero ni Teemu Pukki ni Hetemaj fueron capaces de transformarlas, evidenciando las limitaciones técnicas de los arietes locales.

Mientras tanto, Rumanía se contentaba con replegarse para frenar las ofensivas finlandesas, a la espera de algún contraataque peligroso que tampoco terminaba de llegar.

El primer tiro entre los tres palos de los visitantes no se produjo hasta pasada la media hora de juego, y el portero local, Niki Mäenpää, lo detuvo sin ningún problema.

En cambio, los pupilos de Victor Piturca no ofrecían apenas fisuras en la zaga, empleándose en ocasiones con dureza, por lo que Finlandia tampoco encontraba huecos por donde acercarse con peligro a la meta de Tatarusanu.

Los rumanos parecieron despertar cuando la megafonía del Estadio Olímpico de Helsinki informó de que quedaban cinco minutos para el descanso, y se lanzaron al ataque buscando un gol psicológico, pero los locales se defendieron con firmeza.

Tras la reanudación, Finlandia siguió dominando el encuentro y buscó el gol con mayor ambición, aunque Rumanía adelantó sus líneas y empezó a presionar en terreno finlandés. 

En ese momento el partido dio vuelco inesperado. El colegiado, el italiano Paolo Tagliavento, pitó un córner que no lo pareció a favor de Rumanía que Stancu cabeceó a la red de forma impecable, colocando a los visitantes con ventaja en el marcador.

Poco después mostró una tarjeta amarilla al centrocampista Alexander Ring, quien cuatro minutos antes había recibido una primera amonestación, dejando al equipo local con diez hombres sobre el césped.

La superioridad numérica animó a los rumanos a atacar con más ambición buscando un segundo gol que certificase su victoria, y dispusieron de buenas ocasiones, entre ellas un disparo lejano de Tanase que Mäenpää despejó con apuros.

Sin embargo, los finlandeses no bajaron los brazos y buscaron activamente el empate por medio de varios contraataques de los recién salidos Markkanen, delantero del Castilla, y Pohjanpalo.

Los ataques de los locales con un hombre menos les llevaron a descuidar la defensa, lo que permitió a Stancu marcar el tanto de la tranquilidad para Rumanía con un disparo desde el borde del área que se coló a la izquierda de la meta de Mäenpää.

Gracias a este resultado, Rumanía se afianza en la segunda posición del grupo F por detrás de Irlanda del Norte, que venció a Grecia, mientras que Finlandia cae al tercer puesto empatada a cuatro puntos con Hungría.