Marruecos, lejos del futbol

En Marruecos, los extranjeros no se sentirán incómodos, porque el marroquí se adapta a casi cualquier idioma


Un mercado en Marruecos
Un mercado en Marruecos (Minelli Atayde Zarco )

MARRUECOS

El futbol es un deporte alejado de la sociedad marroquí. Si bien tienen su Liga, y albergan torneos como el Mundial de Clubes y participan en la Copa Africana, el balompié no está en boca de todos ni despierta el fervor como en otros países.

Cuando se trata el tema es común escuchar admiración por el Real Madrid y el Barcelona; incluso, en los mercados estas playeras copan los puestos, y pocas veces se ve la de algún equipo de la región o de la selección.

De cualquier manera, los habitantes están orgullosos de estos torneos, saben que atraen turistas, aun más de los que llegan constantemente, porque si bien, el ébola asustó a algunos extranjeros, ellos aclaran que su región está alejada del problema.

En Marrakech hay apertura total a otras culturas. Son cada vez menos las mujeres que se ven con la burka; cuentan que es decisión propia, así como si un hombre tiene una o varias esposas, ya que ahora es la mujer la que determina si acepta o no a otras con su marido, al menos eso dicen.

En Marruecos, los extranjeros no se sentirán incómodos, porque el marroquí se adapta a casi cualquier idioma, lo difícil es quitarse a los vendedores de encima, son especialistas.

En la plaza principal, ahí donde los olores de las especies se fusionan y dan el toque a todo el lugar, se encuentran las cobras que se paran al ritmo de la lauta, tal como lo pintan los cuentos.

O los changos que te abrazan y bailan, pero aun cuando se observen de lejos, se las ingenian para acercarse al público y le cobran fuertes cantidades en dírhams, dólares o euros, y es más cuando alguien quiere la foto del recuerdo.

Las personas la pasan bien en un mundo en el que el futbol no es indispensable, pero sí muy importante.

BUTRAGUEÑO SE PASEA POR MARRUECOS

Luego del sorteo del Mundial de Clubes, Emilio Butragueño y Fernando Hierro, quienes acudieron como representantes del Real Madrid, se pasearon por lugares populares en Marrakech, y sin duda, algunos aficionados los reconocieron y no dudaron en pedirles una foto o autógrafos.

Los directivos se mostraron amables y accesibles en todo momento. Este día, tanto Butragueño como Hierro acudirían a Rabat para checar las instalaciones en las que estará el cuadro merengue durante el certamen.